•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Gerardo Argüello, gerente general de la Bolsa de Valores de Nicaragua (BVDN), explica cómo se está comportando el mercado bursátil mundial en la actualidad y da algunas pistas de lo que podría pasar con la economía mundial en el 2016.

Argüello habla sobre el fortalecimiento del dólar frente a todas las monedas del mundo y cómo eso afecta los precios de las materias primas en el mercado internacional.

¿Qué está pasando en el mercado bursátil en el mundo?

Veamos el caso de Estados Unidos. Hay dos indicadores para medir el mercado: el Standard & Poor’s 500, que incluye a las 500 empresas más grandes, y el Nasdaq 100, que es el de las empresas tecnológicas (Apple, Facebook, Google, entre otras).

En el 2015, el índice que mide el precio de las acciones solo subió 1.38% en el Standard & Poor’s 500. El Nasdaq 100 subió 9.75% en ese mismo año. Hay una diferencia bien grande.

En el Standard & Poor’s 500, como están también las compañías energéticas, y han tenido una fuerte caída por la caída del precio del petróleo.

Ahora, si vemos a largo plazo, el Standard & Poor’s 500 ha tenido una rentabilidad anual de 15% en los últimos tres años. Eso quiere decir que si usted invirtió hace tres años en todas las 500 acciones, se ganó el 15% anual, lo cual es interesante, pero el Nasdaq creció y ha tenido una rentabilidad de 21.50%.

El otro indicador interesante es el Russell 2000, que son 2,000 empresas, es decir un panorama más amplio del mercado. Ese se cayó este año en 4%.

El mercado bursátil mundial tiene una tendencia a premiar a las compañías grandes y principalmente a las tecnológicas, ya que han sido las que mejor desempeño han tenido en los últimos años.

En general, en el índice global de todos los mercados bursátiles del mundo, se desplomaron en un 2.36% en el 2015.

Los mercados emergentes propiamente se desplomaron en el 2015 en un 15%. Casos como Brasil, cayó en un 41%, y en promedio en los últimos tres años ha caído en un 24%.

China ya había caído en 2015 en 7.82%. Con respecto al pico más alto de 2015, ha caído ahora un 36%, lo que es la Bolsa de Valores de Shangai.

El mercado bursátil del sector energético, donde están las compañías petroleras, se desplomó en 22%.

¿Cómo fue el comportamiento de las materias primas?

Otro tema interesante es el de las commodities, en el caso de los metales y minerales se desplomaron en un 40%. Eso tiene un impacto en lo que es Nicaragua, negativo y positivo a la vez. Negativo porque somos exportadores de oro, y positivo porque somos importadores de hierro, zinc y otros productos.

En lo que se refiere a productos agrícolas, las commodities se desplomaron en un 14%.

El panorama general, que se está manteniendo en 2016, es una caída importante de las bolsas a nivel mundial, con un premio hacia las empresas tecnológicas, y por otro lado una caída de todo los que son las commodities, metales y petróleo.

Por otro lado se puede ver economías importantes del mundo en recesión y países desarrollados, como Estados Unidos, en crecimiento, y la Unión Europea con un crecimiento muy pobre, pero positivo. 

Además de la devaluación del yuan, ¿qué otros factores están empujando la caída de las bolsas en China?

Ahí son tres factores los que influyen en la caída de las bolsas de valores de China.

Uno es meramente técnico. Cuando en agosto se dio la crisis en China, las autoridades regulatorias de China pusieron una serie de regulaciones que limitaban las ventas, es decir, aquellas personas que tenían más del 5% de acciones de una sociedad no las podían vender. Eso se vence pronto y, como saben que se iba a vencer pronto, sabían que se iban a poner disponibles a la venta 1,000 millones de acciones. La gente comenzó a vender, porque anticipó una caída (de precios). Ese es el aspecto técnico. 

Después está el factor de devaluación del yuan frente al dólar. Según entiendo, el Banco Central de China se fijó como objetivo, ya no la paridad frente al dólar, sino frente a una canasta de monedas ponderadas de acuerdo con la importancia de esas monedas en el comercio internacional. Eso está haciendo que el yuan se devalúe, como también se están devaluando otras monedas del mundo frente al dólar. Ese es otro aspecto, porque hay inversionistas saliendo porque hay una devaluación del dólar.

El tercer aspecto es la caída de la tasa de crecimiento de la economía china. Hay toda una discusión entre expertos acerca de qué es lo que está pasando en China. Si es lo que se llama un “soft-landing” o un “hard-landing”, es decir, si habrá una caída suave o una caída grande. Es una gran duda, de discusiones entre expertos, pero en cuestiones financieras y de economía nadie puede predecir nada. 

Esas son las tres variables que están influyendo en los mercados de China. 

¿Cómo afecta eso al resto del mundo?

Ahora, la situación de China también está teniendo un impacto en lo que son los índices que le mencionaba al inicio de materias primas. El hecho de que la economía china esté dejando de crecer a tasas del 11%, como crecía antes, y haya pasado a tasas de 6%, eso está haciendo que haya menos demanda de commodities, y está llevando a que los precios de las materias primas se vengan a la baja, como el petróleo, metales y productos agrícolas. 

Hay otro factor que está influyendo mucho en esta dinámica mundial, que es el fortalecimiento del dólar. El dólar se ha fortalecido en un 14% frente al euro y se ha fortalecido con respecto a todas las monedas. En América Latina, por ejemplo, todas las monedas nacionales se han devaluado frente al dólar.

Hay una relación inversa entre fortaleza del dólar y precio de las commodities. En la medida que el dólar se fortalece se vienen en picada los precios de las materias primas; cuando el dólar se devalúa con respecto al resto de las monedas, los precios de las commodities tienden a subir. Lo que se está viendo desde el año pasado y se espera que continúe en el 2016 es un proceso de fortalecimiento del dólar. Y el debate de los expertos aquí es: ¿A qué se debe la caída de las commodities? ¿Es simplemente un tema del fortalecimiento del dólar? o ¿Hay subyacente una amenaza de una recesión mundial? La mayor parte de los expertos cree que no (nos dirigimos a una recesión mundial). Todas las proyecciones del Fondo Monetario Internacional y de demás organismos internacionales consideran que por lo menos todas las economías desarrolladas van a crecer. Obviamente en América Latina hay ciertos problemas en la mayor parte de los países. Pero lo que es la economía global no entraría en recesión. 

¿Qué es lo que hace que una caída de las bolsas de valores de China tenga un efecto inmediato en las bolsas del resto del mundo?

Lo que desata en una serie de inversionistas es miedo (...). Hay que ver que las inversiones en acciones es una apuesta a futuro. Yo asumo a futuro. En la medida que hay miedo por lo desconocido, que el desempeño de una empresa no se llevará a cabo, los precios comienzan a bajar como cualquier mercancía. Eso acelera muchas veces los procesos de venta. 

Aquí los debates de los analistas también son contradictorios. Algunos piensan que ya bajó demasiado y que más bien hay una oportunidad de compra; pero hay otros que piensan que seguirá bajando. Por ejemplo, uno de estos analistas famosos es Marc Faber, quien pronostica que el mercado va a tocar piso hasta los niveles de hace cinco años, es decir 2010, pero eso en la realidad no se sabe. 

¿Alcanza a Nicaragua la crisis de China y todas las bolsas del mundo?

La crisis que vemos reflejada nosotros en la caída de precios en China son precios de acciones. En Nicaragua no se cotizan acciones, por lo tanto no nos impacta ese escenario. Nuestro mercado es puramente de bonos del sector público y de empresas. Además es un mercado muy local, no depende mucho de inversionistas extranjeros. Depende más bien de la situación económica del país. 

Entonces en la medida en que las turbulencias mundiales no afecten a la economía de nuestro país, nosotros mantendremos una situación bastante estable. 

En el 2015 transamos más de US$1,200 millones y crecimos un 28%, con respecto al 2014. Ese crecimiento está sustentado en dos rubros, uno en el crecimiento de las operaciones de corto plazo de reportos y dos en las colocaciones de letras y bonos del Gobierno. 

¿Cuál es la expectativa para 2016?

Así como un número cerrado de cuánto vamos a crecer no lo tenemos. Es difícil hacer una proyección en ese sentido, pero los fundamentos que dieron paso a este crecimiento esperamos que se mantengan. 

¿Quién es?

Gerardo Argüello
Gerente general de la Bolsa de Valores de Nicaragua 

Se graduó en 1992 en la Universidad de Sorbona, en París, Francia, con el título de Profundización de Estudios en Economía de la Industria. En la misma universidad obtuvo el grado de maestría y licenciatura en Economía. En 1988 se graduó como licenciado en Planificación Económica en la Escuela Superior de Economía “Bruno Leuschner”, en Berlín, Alemania.
Es gerente general de la Bolsa de Valores de Nicaragua (BVDN) desde abril de 2007. Antes había desempeñado el cargo de vicegerente general y director de Operaciones. 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus