•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los productores de caña de azúcar ya esperaban que bajaran sus rendimientos agrícolas por el déficit en el régimen de lluvias que se dio en el invierno de 2015. 

Ahora esperan que se recuperen, tanto la productividad en el campo como en la industria, en la parte alta de la zafra azucarera.

“En general, los rendimientos andan de acuerdo con las estimaciones que habían hecho los ingenios, pero de por sí son rendimientos (agrícolas) muy bajos a los del año pasado, y eso se esperaba porque en realidad fue un invierno relativamente muy seco”, afirmó José Antonio Mayorga, presidente de la Asociación de Productores Privados de Caña de Azúcar de Occidente (Aprico).

El gerente general del Comité Nacional de Productores de Azúcar (CNPA), Mario Amador, dijo en entrevista con El Nuevo Diario la semana pasada que se están obteniendo resultados mixtos en lo que va de la zafra azucarera 2015-2016.

Con eso quiso decir que en algunos ingenios los rendimientos agrícolas se están cumpliendo con respecto a las estimaciones, pero los rendimientos industriales no.

Los ingenios habían producido cerca de 2.4 millones de quintales de azúcar en casi un mes y medio de zafra.

Amador refirió que los rendimientos agrícolas del ingenio San Antonio son los que más han sido afectados, ya que para el corte de la última semana del año estimaba producir 79 toneladas de caña por manzana, pero solo había conseguido un rendimiento de 75 toneladas.

Las lluvias que cayeron en los primeros días de noviembre podrían mejorar los rendimientos de la caña de azúcar que salga con destino a los ingenios en los meses de febrero, marzo y abril, según el productor Mayorga.

“No es que van a ser mejores rendimientos (en relación con los conseguidos en años anteriores), sino que podrían mejorar en relación con los estimados que hacen los ingenios en el mes de septiembre previo al arranque de la zafra”, aclaró el representante de los productores de caña, en León.

Michael Healy, productor de caña de azúcar en el departamento de Rivas y presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), considera que habrá una merma en la productividad “increíble” en la presente zafra. Pero igual que Mayorga, espera que se recuperen los rendimientos, tanto los agrícolas como los industriales.

“Si la zafra se proyectara así como va, al final tendríamos un déficit increíble de producción, pero nosotros sabemos que no va a ser así”, manifestó Amador. El gerente general del CNPA afirmó que se mantiene la expectativa de producir 14.7 millones de quintales durante toda la zafra.

Bajan sus ganancias

Mayorga explicó que los productores tienen un precio base por tonelada de caña que venden a los ingenios, más premios.

Actualmente los ingenios les pagan un 53.5% por el azúcar obtenido por tonelada de caña vendida.

También obtienen un premio si la caña vendida sobrepasa determinados rendimientos acordados con los ingenios, pero este año los productores no han recibido premios, según Healy.

“Nosotros trabajamos con premios. Arriba de 200 libras de azúcar por tonelada nos dan premio. Al productor, al final de cuentas esto le afecta en sus ingresos”, refirió Healy.

Retos

La principal solución que ve José Antonio Mayorga al problema es la puesta en marcha de un programa de sistemas de riego, en las zonas donde se pueda.

“Para no estar con esos mismos problemas todos los años que se dé el fenómeno de El Niño”, justificó.

La producción de caña de azúcar es una de las que más goza de tecnificación, incluyendo sistemas de riego en el país, pero como en otros rubros también cuenta con grandes, medianos y pequeños productores.

Solo Aprico tiene afiliados a unos 300 productores, de los cuales alrededor de 100 son productores con menos de 50 manzanas de tierras, de acuerdo con Mayorga.

Este mismo cañero afirmó que la inversión en sistemas de riego es cara y que los pequeños productores requieren de un programa apoyado por el Gobierno, con condiciones de financiamientos a mayor plazo y una revisión de la tarifa de la energía eléctrica.

Los precios de un sistema de riego para una manzana de tierra oscilan entre US$1,000 y más de US$1,500. El costo depende del tipo de sistema de riego.

“Por ejemplo, si se tiene un sistema de riego por goteo hay una inversión inicial alta, pero el costo operativo es más bajo”, explicó el cañero. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus