•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los mercados mundiales reaccionaron ayer ante un nuevo desplome de las bolsas chinas con otra jornada de ventas menores de lo previsto inicialmente en Europa, mientras que Wall Street se desmarcó y su principal referencia terminó al alza.

Por tercera vez desde que comenzó el año, las bolsas chinas se hundieron este lunes y el índice general de Shanghái cayó un 5.32%, de tal forma que acumula un fuerte retroceso del 15.3 % en sus primeras seis jornadas de cotizaciones de 2016.

Los inversores esperaban un "lunes negro" que terminó siendo "gris", ya que los retrocesos en China no fueron tan fuertes como los dos desplomes de la semana pasada, cuando se tuvo que suspender la cotización en dos ocasiones tras caer más de un 7 %.

Salen acciones

El gran temor de los mercados es que este lunes quedaron desbloqueadas un billón de acciones en China, que no podían salir al mercado desde la crisis del verano pasado, aunque al final hubo ciertos límites a ese desbloqueo y eso ayudó a frenar la sangría.

Los primeros afectados fueron el resto de las bolsas asiáticas, que cerraron la sesión en números rojos: Hong Kong bajó un 2.76 %, Seúl un 1.19% y Bangkok un 0.78%, mientras que Tokio se salvó de la criba porque permaneció cerrado por ser día festivo.

Para algunos analistas como Dirck Thieles, el jefe de inversiones  estratégicas de la firma KBC, al nerviosismo que provoca la recesión en China viene a sumarse a la fragilidad de los mercados financieros mundiales en el arranque del año.

"A la gente le preocupa que el fuerte crecimiento que estamos viendo en EE.UU. y Europa sea gracias a que el dinero está muy barato, pero ahora las cosas están cambiando (tras la subida de los tipos de interés)", dijo Thieles al diario The Wall Street Journal.

Retrocesos

Al otro lado del Atlántico las principales plazas financieras del Viejo Continente se sumaron al efecto dominó de la oleada de ventas en Asia, aunque al final fueron más moderadas de lo que se esperaba en un principio.

En el caso del principal indicador de Fráncfort, el DAX 30, arrancó este lunes con un descenso del 0.25%, después de registrar la semana pasada su peor resultado semanal en los últimos cuatro años.

Con un retroceso parecido terminó Madrid, donde el IBEX 35 cedió un 0.26%, mientras que París retrocedió un 0.49%, Milán se dejó un 0.57% y Londres lideró los números rojos en Europa con un descenso del 0.69 %.

Con las bolsas de Asia y Europa ya cerradas, Wall Street se

desmarcó al final del resto de plazas financieras mundiales y su principal referencia, el Dow Jones de Industriales, terminó la jornada con un alza del 0.32 %.

Nueva York logró sortear el efecto contagio que provoca China en los mercados y, además, aparcó las dudas que despierta el desplome de los precios del petróleo, que cerraron este lunes en niveles que no se veían en más de 12 años.

Cae el petróleo

El barril de Texas, de referencia en Estados Unidos, cayó un 5.28% y terminó en Nueva York en 31.41 dólares, mientras que el crudo Brent, de referencia en Europa y otros mercados, bajó en Londres un 5.96% y cerró en 31.55 dólares. 

Es la primera vez que el crudo del Mar del Norte termina por debajo de la barrera psicológica de los 32 dólares desde el año 2004, mientras que el barril de Texas no se situaba en niveles tan bajos desde diciembre de 2003.

De esta forma, el petróleo continúa en caída libre y ha perdido un 70% de su valor desde que a mediados de 2014 empezó la crisis por el exceso de oferta de crudo en los mercados y cada vez son más los expertos que vaticinan el barril hundido a 20 dólares.

Al final tampoco pudieron salvar los muebles algunas de las principales bolsas latinoamericanas, ya que Buenos Aires cayó un 3.09, Sao Paolo un 1.36 % y Santiago un 0.44 %, mientras que México subió un 1.1% y Montevideo avanzó un 0.02%. 

  • 31.4 fue el precio de cierre del petróleo de Texas, el más bajo desde el 2004.
  • 5.32 es la caída del índice general de la bolsa de Shanghái.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus