ACAN-EFE
  •   Honduras  |
  •  |
  •  |
  • ACAN.EFE

La temporada de cruceros en el puerto de Trujillo, en el Caribe de Honduras, inició ayer con la llegada de alrededor de 1,000 turistas a bordo del barco Adonia, de la empresa P & O Cruises.

"Me ha gustado mucho la belleza de esta bahía, es impresionante con sus diferentes tonalidades de azul del mar", dijo a Acan-Efe una turista inglesa que se identificó como Helen.

Agregó, mientras se extasiaba viendo los restos de una fortaleza herencia de los españoles, con varios cañones con su mira al mar, que en Trujillo han conocido "mucho de la historia del país y bastante ambiente natural".

El crucero Adonia, que fondeó en la imponente bahía de Castilla, llegó hacia las 8:00 horas locales (14:00 GMT), inició su travesía con los turistas, en su mayoría ingleses, en Barbados, de donde siguió hacia Aruba y permanecerá un día en Trujillo, indicó la portavoz del Instituto Hondureño de Turismo (IHT), Nora Schauer.

De Trujillo, ciudad fundada por el español Juan de Medina hacia el año 1525, según apuntes históricos, seguirán en ruta a Roatán, también en el Caribe hondureño; Costa Rica, Panamá y Cartagena de Indias (Colombia).

De Colombia retornarán por vía aérea al Reino Unido, de donde procede la mayoría de los visitantes.

Los turistas desembarcaron en el puerto privado Bananna Coast, cuyo gerente, Hernán Batres, dijo a Acan-Efe que para la temporada, que concluirá en abril, esperan unos 18,000 visitantes que llegarán en diez cruceros.

Precisó que en febrero llegarán tres cruceros, cinco en marzo y uno en abril, y que es posible que la temporada se amplíe hasta mayo.

Esperan crecimiento

Batres señaló además que en la pasada temporada de cruceros Trujillo recibió 53,000 pasajeros en 31 barcos, y que para la presente se espera ampliar el número de turistas que llegan a Trujillo, que desde 2014 abrió su muelle para barcos de ese tipo. 

"Trujillo es muy bonito, espero volver con mi esposa, estamos encantados, hemos sido bien recibidos, nos gusta su calor y su mar", expresó Charles, otro de los turistas que ayer conoció este sitio hondureño situado a pocos kilómetros de Punta Caxinas, ahora conocida como Punta Castilla. 

A pocos metros de un busto de Juan de Medina, en el centro histórico de Trujillo, hay una pequeña estatua de Cristóbal Colón con su brazo derecho extendido señalando al mar, en la que ayer parecía que le estaba dando la bienvenida al crucero Adonia con los turistas ingleses.

Trujillo se suma a Roatán, que dispone de un muelle público y otro privado, lo mismo que Cortés, también en el Caribe, y Amapala, en el Pacífico, aunque los últimos dos destinos son menos visitados.

El alcalde de Trujillo, José Antonio Laínez, quien con otras autoridades locales, empresarios y funcionarios del IHT y del Instituto Hondureño de Antropología e Historia (IHAH) dieron la bienvenida a los turistas del Adonia, refirió a Acan-Efe que la ciudad tiene muchos sitios de interés para el turista.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus