•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Cámara Nicaragüense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina (Canicarne) señala que los precios que actualmente pagan los mataderos industriales a los ganaderos nacionales son mucho mejor que los que se paga por el ganado en el mercado internacional.

“Las plantas están pagando alrededor del equivalente a US$3.22 por kilo en canal caliente, mientras en mercados como el de Brasil, el mayor exportador mundial, cuya carne compite con Nicaragua, se paga US$2.22 por kilo. Eso significa que Nicaragua está pagando unos US$220 más por cabeza de ganado que en esos mercados”, indicó Onel Pérez, director ejecutivo de la Cámara Nicaragüense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina (Canicarne).

¿Cuénteme cómo está la industria actualmente?

Calculamos que el año pasado salieron del país 200,000 reses de manera irregular, esa situación ha tenido efecto en el hato ganadero, reduciendo el nivel de oferta. Hoy en día hay mataderos que solo están matando 3 días a la semana y eso está afectando a las plantas. Por otro lado, el precio de la carne en el mercado internacional ha estado bajando en forma continua desde noviembre del 2014, producto del incremento de la oferta de carne y mayores inventarios en uno de nuestros principales mercados, Estados Unidos. Esta carne proviene de una mayor oferta de países como Australia, Nueva Zelandia y Uruguay. Los bajos precios de la leche en el mercado mundial hacen que se sacrifiquen más hembras cuya carne es la que compite con la calidad de Nicaragua.Onel Pérez.

¿A pesar de la contracción en el mercado y el contrabando de ganado, la carne sigue siendo el principal rubro generador de ingresos?

Sí, la carne se mantuvo como primer rubro de exportación, aunque los precios del ganado subieron de manera acelerada en comparación con la caída de los precios de la carne por la baja oferta de reses para la industria cárnica, la cual fue generada por la salida irregular. Sin embargo, esto no es sostenible por la industria. El precio del café bajó, que es el que generalmente puntea en las exportaciones nacionales, y aunque la carne bajó en ingresos y volumen se sobrepuso al café. Lo que está sucediendo en el mercado de la carne es producto de lo que pasó en 2015.

Lo que suceda con el precio de la carne en el mercado internacional obviamente tiene efecto en la compra del ganado, eso se debe a que Nicaragua es un país exportador neto de carne bovina, y los mataderos industriales nacionales envían casi toda su producción al extranjero. Lógicamente, entonces, el precio de la materia prima es un reflejo de  los precios que se pagan en el mercado internacional, los que en el presente están a la baja. Este reflejo viene de la oferta y la demanda de la carne que existe a nivel mundial, y, en el caso de Estados Unidos por los altos inventarios y una mayor oferta, tanto de la producción interna como de las importaciones, lo que hace que caiga el precio de la carne que exporta Nicaragua.

¿Qué pasó en 2015?

En 2015, el precio promedio de exportación de la carne nicaragüense fue mayor que el promedio del año 2014, pero el menor volumen exportado resultó en que el valor de dichas exportaciones también fuera menor que el del año anterior. De acuerdo con la información oficial del Cetrex, el año pasado Nicaragua envió al exterior 97,258 toneladas de carne más despojos comestibles, un volumen menor a los 101,438 toneladas que se exportaron en 2014. En valor también fue menor, ya que pasó de US$475 millones en 2014 a US$470 millones en 2015. Esas cifras significan que el precio promedio de exportación del 2014 fue de US$4,680 por tonelada métrica de carne más despojos y el año pasado el precio promedio fue de US$4,840 por tonelada métrica más despojo, es decir, el incremento del precio de la carne recibido por Nicaragua en el 2015 fue de solo el 3.41%.

¿Y qué pasó con los precios del ganado?

Fíjese que como consecuencia de la distorsión de precios que había en el mercado nicaragüense por causa del contrabando de ganado, el precio en Nicaragua subió el 21%, lo que significa que no había una relación concordante con los precios de la carne y del ganado en el mercado internacional, y en esta distorsión existente insistió Canicarne permanentemente el año pasado, indicando que esto estaba perjudicando el hato y a la postre incidiría directamente en el mismo ganadero.   

¿Por qué sucedía esto?

La distorsión de precios fue porque los comerciantes que se llevaban de contrabando el ganado no estaban pagando impuestos, entonces se ahorraban US$160 por cada cabeza de ganado, eso significa más o menos 80 centavos de dólar por kilo en canal caliente. El precio en ese momento estaba sobrevaluado al menos en US$0.80 por kilo, por el solo efecto de impuestos que dejaban de pagar.

¿Qué sucede ahora?

Lo que sucede ahora es que en 2015, según las estadísticas de Cetrex,  el precio promedio de exportación de la carne más despojos fue de US$4,840 la tonelada métrica, y ahora en el 2016 el precio  ha bajado a US$4,353 en promedio, o sea una rebaja de más del 10%, a pesar de que estas exportaciones del 2016 aún reflejan exportaciones a Venezuela, que fue el país que contribuyó a mantener estabilidad en los precios de exportación de la carne el año pasado y cuyos volúmenes para este año son inciertos, aunque ya conocemos que el precio será menor. El precio del tipo de la carne nicaragüense venía bajando desde noviembre de 2014 de US$2.64 la libra a US$1.64, que es el precio promedio ahora en enero, como lo demuestra el gráfico publicado por el Banco Mundial y del que le entrego un ejemplar. Es decir, basados en este gráfico se puede afirmar que el precio de la carne ha bajado un dólar por libra y eso significa una rebaja de casi el 39%. Sin embargo, el precio del ganado en Nicaragua no ha bajado en ese nivel, pues los precios del ganado aún reflejan un coletazo de la distorsión de precios que hubo el año pasado por el contrabando de ganado.

¿Cómo fijan los precios del ganado a nivel interno?

Los precios del ganado se fijan de acuerdo con un promedio de los diferentes mercados que tenemos: el de Venezuela, Estados Unidos, Centroamérica, China Taiwán, Japón y otros países. De allí se forma un promedio. Las plantas acceden a distintos mercados en los que normalmente son tomadores de precio, pues la exportación nicaragüense es ínfima comparada con la exportación mundial, y cada una de ellas decide cuál es la mejor opción para optimizar sus ingresos.

¿Ustedes sostienen que ese precio promedio estaba alterado en Nicaragua?

Sí, ese precio promedio del ganado estaba alterado por esa distorsión que causaba la salida irregular de ganado. Entonces toda esta baja actual en el precio del ganado en Nicaragua es el reflejo del precio internacional de la carne, es decir, es el reflejo de la realidad del mercado. Se debe recordar que la carne es un ‘commodities’ y todos los ‘commodities’ han bajado de una forma acelerada en gran magnitud, típico de la volatilidad de precios de estos productos. Los principales productos de exportación nicaragüenses, que son ‘commodities’, han bajado como  el café, la leche, el azúcar, el oro y la carne no es la excepción. Todos ellos arrastrados hacia abajo por la caída del petróleo.

¿A pesar de todos esos factores negativos a nivel externo, algunos ganaderos piden mejores precios por su ganado a los mataderos?

A mi modo de ver, el precio que los mataderos están pagando en la actualidad son superiores  a los que se deberían de estar pagando y valga el ejemplo. Le decía que en 2014 el precio promedio al que se vendió la carne más despojos fue US$4,680 la tonelada y el precio del ganado a nivel nacional se pagó a un promedio de US$3.30 por kilo en canal caliente. Ahora, en el 2016 se está pagando a US$3.22 por kilo en canal caliente y a nivel internacional el precio promedio de venta, como se dijo antes,  según las cifras del Cetrex, el precio promedio de venta se ha reducido a US$4,353 y esto a pesar de que todavía se incluyen ventas a Venezuela. Esto quiere decir que los mataderos industriales están pagando casi el mismo precio del año 2014; no obstante, en el 2016 están vendiendo en el mercado internacional a un precio menor en 7%, en comparación con 2014.

¿Los ganaderos quieren que se les pague más?

Los mataderos también quisieran que sus clientes les pagasen más, pero hay una realidad, una dura realidad: lo duro que es el mercado. El mercado dice que no se puede satisfacer los deseos de los ganaderos, como tampoco puede satisfacer los deseos de las plantas de vender a mejores precios.

Se puede constatar inclusive, a través de las cifras del Cetrex, que las exportaciones de ganado en pie han disminuido. Esto se debe a que las bajas en los diversos mercados también afectan a los compradores que sacaban ganado legalmente. La salida de ganado legalmente a través de los mecanismos del Cetrex es siempre una opción para vender, y esa siempre ha estado abierta.

¿Qué han hecho los mataderos?

Los mataderos hicieron un gran sacrificio en el momento en que estaba dándose la salida ilegal y solo pudieron incrementar en 3.41% el precio de la carne, mientras el precio del ganado se incrementaba en 21%. Es conveniente recordar que los precios no pueden ni deben ser antojadizos, sino un efecto de la realidad de la oferta y la demanda normal, legal, legítima del libre mercado.

Es importante mencionar que las autoridades nacionales han tomado las medidas correctas para reducir sustancialmente los ilícitos y darle la seguridad a nuestras fronteras y sistema de comercialización de productos agropecuarios, incluyendo la aplicación de las normativas bancarias para evitar que se utilice el sistema financiero para cometer irregularidades.

¿Considera que le están pagando un precio justo a los ganaderos?

Aunque los ganaderos se muestran insatisfechos, el precio que los mataderos están pagando está por encima del precio que en realidad se debería de pagar. Esa es la realidad y lo que indica el mercado en cuanto a cuál debe ser el comportamiento de los precios. La información está allí y debería consultarse por los interesados.

¿Por qué los ganaderos insisten en mejores precios a pesar de ese panorama?

Muy buena pregunta, porque mientras las plantas estaban sufriendo el contrabando, muchas veces se dijo por parte de los mataderos y particularmente en forma permanente por Canicarne que esa situación se iba a revertir, que esa situación estaba afectando a la ganadería nicaragüense en toda su cadena y que iba a golpear duramente cuando se ajustaran los precios a la realidad del mercado. Igual que cualquier negocio, si se compran inventarios caros y los precios de venta bajan, hay afectación negativa.

¿Cuánto se paga en el mercado internacional?

De acuerdo con la publicación Faxcarne, desde el 13 de enero del año en curso los mataderos están pagando un precio por encima de lo que debería ser. Se tiene el ejemplo de Brasil, donde se está pagando a US$2.22 por kilo en canal caliente en este momento y aquí en Nicaragua US$3.22, o sea un dólar de diferencia por kilo. Eso significa que Nicaragua está pagando US$220 más por cada cabeza de ganado y la carne de Nicaragua tiene que ir a competir a los mercados internacionales con un país como Brasil que por su volumen de producción y exportaciones sí puede darse el lujo de imponer precios en el mercado mundial. Es decir, en Nicaragua se paga 45% más por el kilo en canal caliente en comparación con el primer exportador de carne bovina del mundo. Igual sucede con Paraguay, cuyo precio por la materia prima anda en US$2.40 el kilo en canal caliente. En Argentina el ganado para enviar a la Unión Europea anda en US$2.80 por kilo en canal caliente y, sin embargo, en Nicaragua se paga un precio mayor a pesar de que aún no vende en la Unión Europea, que paga de los mejores precios por la carne a nivel mundial. Esto es una corroboración más de que en Nicaragua se está pagando un excelente precio por el ganado.

Usted me decía que ahora se están sincerando los precios, ¿a qué se refiere?

Lo que pasa es que había una distorsión de los precios producto del contrabando. No era un precio real, eso es lo que está sucediendo y eso Canicarne en su momento lo advirtió constantemente. Miren está sucediendo esto, esto está perjudicando a la ganadería y va a afectar a los ganaderos cuando se devuelva el bumerang, cuando los precios sean la realidad del mercado legal, formal, legítimo.

¿Quiénes podrían ser los más perjudicados?

Los más perjudicados son los ganaderos engordadores y repastadores, son los que van a sufrir más esa baja de precios en el mercado internacional de la carne. Porque estos son los que compraron muy caro el ganado. Entonces, lo compraron caro y ahora lo tienen que vender a un precio más bajo. Ahora enfrentan una situación de mercado en baja de precios al vender su producto.

¿Ese efecto se está sintiendo ahora?

Ya se está sintiendo y se comenzó a sentir a finales del año pasado. Se está sintiendo más en este momento. Es una situación de mercado. No es que la industria quiera por capricho colocar un precio, no, es que ese es el reflejo del mercado. Esto afecta en su mayoría a los engordadores que compraron caro y que van a vender barato, pero esa situación después de unos meses se irá normalizando, el mercado hará que toda la cadena se ajuste al precio real.

Los repastadores ahora van a comprar su ganado de reposición a un precio más bajo y ya lo están
haciendo.

¿Podemos decir que ya el mercado se normalizó, ya no hay contrabando?

Canicarne  expresó a finales del año pasado que con base en un informe de la Policía Nacional se constató los grandes operativos que desarrolló la Policía, el Ejército y la Superintendencia de Bancos para controlar el problema del contrabando. El operativo fue inmenso y eso redujo drásticamente el contrabando en Nicaragua. Todavía hay un poquito de contrabando por el lado de Somotillo, pero en este momento podemos considerar que el mercado está más normal y que las autoridades están haciendo su mejor esfuerzo.

¿Cuánto tiempo tendrán que esperar los ganaderos para que se normalice la situación de los precios?

Van a tener que ir saliendo de su ganado que compraron caro y eso les tomará de uno a cinco meses.

¿Cuando el precio está a la baja es bueno retener el ganado?

Como con cualquier otro producto, cuando su precio está a la baja, la peor decisión que se puede tomar es retenerlo porque se corre el riesgo de que la pérdida sea mayor a medida que pasan los días. Quien aconseja retener está dando un mal consejo. Esa es una decisión mal tomada, es como cuando están subiendo los precios, lo más acertado es retenerlo y esperar que siga subiendo, pero cuando va bajando no. Esa es una mala decisión, se puede  terminar vendiendo en la parte más baja de la caída.

¿Cuáles son los retos de la industria para este año?

Colaborar con la producción primaria para que se mejore la productividad, eso es lo que se necesita en este país: mejorar la productividad para que la ganancia del ganadero pueda ser mayor, para que no dependa solo del precio. Esa es la base y todos tenemos que incluirnos en este proyecto, tanto la industria como los ganaderos.

¿Dentro de cuánto la industria estará exportando carne a la UE?

Por lo menos dos años y medio, porque el principal obstáculo es la trazabilidad. Si se aplica como debe ser, así como la completa homologación de las normativas sanitarias. Se dice ese plazo porque se debe trazar el ternero desde el nacimiento y si se comienza ya, ese ternero estará listo para matanza y exportar su carne a la Unión Europea dentro de dos a dos años y medio.

¿Cuáles son los principales problemas y desafíos que enfrenta la industria?

Creo que por varios meses más la industria seguirá teniendo problemas en cuanto a la oferta de ganado, porque según las cifras oficiales de una reciente evaluación hecha por el Banco Central y el Ministerio Agropecuario, en los estratos de edades del hato ganadero, hay un bache grande que indica que habrá un determinado momento que no habrá oferta y ese periodo se está sintiendo desde finales del año pasado. Ese bache donde no hay ganado corresponde al ganado que debería estar saliendo en este momento para la industria, pero ese es el que se fue de manera irregular y no quedó registrado. Estimo que de mayo en adelante la situación mejorará bastante en cuanto a la oferta. Por ahora la oferta para los mataderos seguirá bastante baja y, por consiguiente, las exportaciones también van a  reducirse.

¿Este año es probable que los ingresos por exportaciones sean similares a los del año pasado o podrían ser menores?

Es muy probable que sean menores que el año pasado, porque en el caso de Venezuela, que es un mercado muy importante para Nicaragua,  el volumen aún es incierto para este año, lo que se debe y es explicable por su menor capacidad de compra a causa de la baja tan sensible de más del 70% de sus ingresos petroleros, principal producto de producción y exportación de ese país. Pero ese es un reto que tiene la industria y acompaña en esto a Albalinisa, para lograr que Venezuela compre a Nicaragua en los mismos volúmenes, aunque existe la conciencia que no será al mismo precio. Este es uno de los retos de este año, que los hermanos venezolanos compren al menos la misma cantidad de carne que el año pasado.

¿Cuántas cabezas de ganado existen actualmente?

5.2 millones de cabezas de ganado, esos son datos del Banco Central de Nicaragua, pero ya se ha hablado de la necesidad de un nuevo censo para tener más certeza de las cifras y que todos los involucrados e interesados puedan tomar decisiones más adecuadas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus