•   Pekín, China  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

China divulga hoy los datos de su Producto Interior Bruto del cuarto trimestre y del conjunto del año pasado, para los que los analistas prevén de forma unánime una continuación de la progresiva ralentización económica.     El PIB chino creció un 6.9% en los nueve primeros meses de 2015, y el Gobierno ha previsto un incremento del PIB de "alrededor del 7%" para todo el año.

El primer ministro Li Keqiang avanzó el pasado sábado que la economía habría cumplido ese pronóstico al crecer cerca de un 7% durante el pasado ejercicio.

Las autoridades chinas han señalado reiteradamente en los últimos meses que necesitan mantener el crecimiento del PIB a un ritmo del 6.5% anual durante el quinquenio 2016-20, para hacer realidad su objetivo de eliminar la pobreza en el país para ese último año.

En 2014, el PIB chino se incrementó un 7.3%, la menor cifra en 24 años, de forma que una cifra para 2015 ligeramente inferior al 7% (el actual consenso de los analistas se sitúa en el entorno del 6.9%) arrojaría el menor crecimiento en un cuarto de siglo.

El Índice de Precios al Consumo (IPC) subió en China un 1.4% durante el año pasado, por debajo del límite máximo del 3% que se había fijado el Gobierno y el menor aumento en seis años.

Además, el Índice de Precios al Productor, un indicador que mide la inflación al por mayor, cayó un 5.2% durante 2015, y bajó en diciembre por cuadragésimo sexto mes consecutivo.

Tipos de interés

Con todo ello, los analistas y los mercados apuestan por una nueva reducción de tipos de interés y del coeficiente de caja de los bancos a fin de dinamizar el crecimiento económico chino, ya que la baja inflación deja amplio margen para más estímulos monetarios.

El Banco Popular de China (central) ha aprobado sucesivos recortes de tipos de interés (seis desde noviembre de 2014) y de coeficiente de caja de los bancos en un intento de contener el debilitamiento económico y promover el consumo privado y los servicios como nuevos motores del crecimiento ante la pérdida de protagonismo del sector industrial.

Además, esta ralentización tiene importantes consecuencias en el exterior. "El enfriamiento chino está poniendo presión en los (países) exportadores de materias primas y de bienes de consumo", recordó un análisis del gigante bancario HSBC.

La Oficina Nacional de Estadísticas de China también tiene previsto divulgar mañana otros indicadores, como producción industrial, ventas minoristas, inversión en activos fijos e inversión inmobiliaria, que serán también importantes para calibrar la situación de la segunda economía mundial.

Por otro lado El vicepresidente de China, Li Yuanchao, asistirá a la nueva edición del Foro de Davos (Suiza), entre los días 20 y 22 de enero, anunció el Ministerio de Asuntos Exteriores de China, donde presentará el desarrollo económico de China y las principales medidas para promoverlo.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus