•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El fin de las sanciones internacionales a Irán sacudió ayer los precios del petróleo, ante el temor a que el medio millón de barriles diarios adicionales que Teherán quiere exportar de forma inminente empeore el escenario de exceso de oferta que asfixia a los mercados desde hace año y medio.

El Brent europeo profundizó su caída y alcanzó los 28.55 dólares, un nivel no visto desde principios de 2004, mientras que el estadounidense Texas (WTI) bajó hasta los 28.94 dólares y el barril de la OPEP cotizaba en 24.74 dólares, por debajo de los 25 dólares por primera vez desde 2003, según informó la organización.

El domingo, un día después de levantarse el veto internacional, el Gobierno iraní puso en marcha los mecanismos para aumentar sus exportaciones, limitadas a un millón de barriles diarios desde mediados de 2012, cuando se endurecieron las sanciones por su programa nuclear.

"Irán alcanzará el millón de barriles diarios adicionales en cuestión de meses, por lo que seguramente volverá a ser una pieza clave en el mercado del petróleo. Las reservas del país son ingentes y su regreso va a tener un enorme impacto en el mercado", señaló a Efe el analista de la firma Platts Paul Hickin.

Los primeros barriles se dirigirán principalmente a los grandes importadores asiáticos, un mercado ya saturado en el que productores como Irak, Omán y Arabia Saudí han aprovechado para hacerse con la cuota que mantenía Teherán en los años en los que ha estado fuera de juego.

Uno de los mayores compradores de crudo iraníes continuará siendo previsiblemente China, uno de los seis países que han continuado adquiriendo petróleo a Teherán a pesar de las sanciones --junto con India, Japón, Corea del Sur, Turquía y Taiwán--.

La república islámica tratará de recuperar terreno asimismo en el mercado europeo, que antes del veto le compraba cerca de 600,000 barriles diarios a Irán, principalmente desde España, Italia y Grecia.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus