•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El parqué neoyorquino volvió a derrapar este lunes negro en Wall Street, con el Dow Jones, su principal indicador, registrando una caída de más de 200 puntos, arrastrado por un nuevo bajón de los precios del petróleo que volvieron a bordear los 30 dólares el barril.

El Dow Jones perdió 208.29 puntos, un bajón de 1.29%, y terminó en 15,885.22 unidades, mientras que el selectivo S&P 500 bajó un 1.56 % y el índice compuesto del mercado Nasdaq descendió un 1.58 %.

El precio del petróleo sigue dirigiendo la orquesta de las operaciones en el parqué neoyorquino, que continúa tan de capa caída como el crudo.

Mientras que durante buena parte de la jornada el crudo de Texas (WTI) intentaba mantenerse hasta su cierre por encima de los 30 dólares, hora y media después, al final de las operaciones bursátiles de Wall Street, había caído aún más, un 7.4%, hasta los 29.81 dólares el barril.

Así las cosas, el sector energético fue el más castigado, con una bajada del 3.51%, seguido del de materiales básicos (-2.27 %) y del sector financiero (-2.33 %).

Por la misma línea, tanto ExxonMobil (-3.32 %) como Chevron, las dos representantes de las petroleras en el Dow Jones, se mantenían en el grupo a la cabeza de las pérdidas.

Más que petróleo

Pero más allá de los mercados del petróleo, Wall Street se muestra inquieta por una cascada de cierres en rojo en Nueva York que para algunos responden incluso, más allá del petróleo, a un cambio de tendencia.

Así, por ejemplo, el consejero delegado de Vanguard, Bill McNabb, uno de los principales gestores de fondos de inversión, advirtió hoy que "en la próxima década conviene rebajar las expectativas" de la bolsa.

Al corto plazo preocupa a los inversores el sabor de boca que deje esta semana la Reserva Federal (Fed), así como lo que queda de resultados empresariales en esta primera tanda del año. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus