Manuel Bejarano
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua aún vende poco a Japón, pero este es un mercado potencial para los productos nicaragüenses, según Luz Marina Arana, una consultora independiente en temas de mercado.

Más de US$15.4 millones generaron las exportaciones de Nicaragua a Japón en el 2015; sin embargo, estas tuvieron una caída de 31.6% con respecto al 2014, con base en estadísticas del Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex).

Según Arana, lo que Nicaragua más vende al país asiático son café oro, ajonjolí, despojos de ganado bovino, langostas, camarón, entre otros productos, pero aseguró que hay otra variedad de rubros que no se están vendiendo a ese país.

Por ejemplo, dijo que Japón importa productos como aceite de palma, pescado fresco, cacao, entre otros, que produce Nicaragua.

El mercado japonés, además de demandar grandes volúmenes de productos, se destaca por pagar buenos precios.

Cuando Arana viajó a Japón se quedó asombrada al ver que el precio de una piña en ese país ascendía a US$80. Es que ese país exporta la mayor parte de los alimentos que consume, explicó, y el precio no es un impedimento para ellos.

Conocer el mercado 

Arana, exbecaria de Japón, desentrañó varios de los secretos del país nipón en el “Manual: Guía Básica para Exportar al Mercado de Japón”, que presentó ayer a unos 20 empresarios en Managua.

Sostuvo que si bien es cierto que una de las limitantes para vender a Japón es la distancia, el precio que pagan los nipones por los productos compensa esa dificultad.

En el manual aborda varios aspectos para lanzarse a la conquista del mercado nipón, desde la imagen y calidad del producto hasta la idiosincrasia del japonés, que influye mucho en la relación comercial.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus