•   México  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

MÉXICO / AFP

La economía mexicana, la segunda mayor de América Latina, creció un 2.5% en 2015, una tasa que analistas consideran moderada, pero que supera la de 2014 pese al desplome de los precios del petróleo.

Un informe del estatal Instituto Nacional de Estadística (Inegi) divulgado el pasado viernes detalla que en el cuarto trimestre de 2015, el Producto Interno Bruto de México creció 2.5% respecto al mismo periodo de 2014.

“Con los datos obtenidos en esta estimación oportuna del PIB del cuarto trimestre, el PIB total de 2015 cierra en 2.5% con respecto al año previo”, resume el Inegi.

En 2014, la economía mexicana creció 2.1%, lejos de las previsiones iniciales del Gobierno.

El gobierno mexicano arrancó 2015 con una previsión de crecimiento de 4.2% pero la estimación fue revisada a lo largo del año como resultado de la volatilidad económica global y la continua baja del crudo para quedar finalmente en un rango de 2.2% y 3.2% en agosto pasado.

La secretaria de Hacienda se congratuló de este avance del PIB anual pues se logró a pesar de que los precios del petróleo mexicano en los mercados internacionales han retrocedido a su menor nivel en 12 años.

“Esto representa un crecimiento mayor al observado en el año 2014. En finanzas públicas, a pesar de la caída en el precio del petróleo, se observó un sólido crecimiento en los ingresos particularmente los tributarios que crecieron 27.2% anual, que compensaron completamente los menores ingresos petroleros”, dijo en rueda de prensa Luis Madrazo, jefe de la Unidad de Política de Ingresos Tributarios de Hacienda.

Crecimiento moderado

El funcionario destacó que como resultado de las reformas estructurales, México ha conseguido reducir su dependencia de los ingresos petroleros de 40% en 2012 a menos de 20% en 2015 y este proceso se profundizará en 2016.

Para la consultora estadounidense Pantheon Macroeconomics, este es un crecimiento moderado resultado principalmente del “menor aumento del sector manufacturero en Estados Unidos”, vecino y mayor socio comercial de México.

Sin embargo, la firma espera que “este factor mejore conforme transcurra el año, con el fortalecimiento de la economía estadounidense”.

Por otro lado, “la depreciación del peso también ayudará” a reactivar las exportaciones de México, añadió la consultora en un comunicado.

Como puntos fuertes de la economía mexicana, Pantheon Macroeconomics destacó el fortalecimiento del consumo interno pero advierte que factores externos seguirán impactando “sugiriendo que la economía tomará impulso hasta la segunda mitad” de 2016.

Con datos desestacionalizados del Inegi, el Producto Interno Bruto (PIB) avanzó 0.6% durante el periodo octubre-diciembre de 2015 respecto al trimestre previo.

Por sectores, en el cuarto trimestre de 2015 el PIB de las actividades primarias creció durante octubre-diciembre 3.1%, el de las secundarias 0.6% y el de las terciarias 3.5% con respecto al mismo periodo del 2014.

En finanzas públicas, a pesar de la caída en el precio del petróleo, se observó un sólido crecimiento en los ingresos particular mente los tributarios”.  Luis Madrazo,  jefe de la Unidad de Política de Ingresos Tributarios de Hacienda.

En el primer trimestre del 2015 la economía mexicana había avanzado 2.5%, lo que llevó a las instituciones del país a rebajar sus pronósticos de crecimiento anuales, que llegaban hasta un máximo de 4.2%.

En el segundo trimestre el crecimiento fue de 2.2%, por lo que en agosto pasado, el Gobierno volvió a recortar la previsión de crecimiento anual a un rango de entre 2% y 2.8%. En el tercer trimestre fue de 2.6%.

El gobierno de Enrique Peña Nieto ha atribuido este menor crecimiento al volátil entorno internacional, la baja en la actividad en Estados Unidos y el desplome del mercado internacional del petróleo.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus