•   Nueva York  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un cambio de dirección que comenzó en las dos últimas horas de la sesión de ayer de Wall Street convirtió un comienzo deprimente de la jornada en un final optimista, con un mercado que parece desesperado por saber si ha tocado fondo.

La sesión de los mercados bursátiles de Nueva York había comenzado, otra vez, con tendencia a la baja y se mantuvo sin rumbo durante gran parte de la jornada, pero dos horas antes salió del aburrimiento y comenzaron a trepar los principales indicadores.

El Dow Jones de Industriales, el principal indicador, subió un 1.13% y el selectivo S&P 500 ganó un 0.50%, pero al índice compuesto del mercado Nasdaq le faltó oxígeno en esa carrera hacia arriba y acabó con un descenso del 0.28%.

Las explicaciones para el repunte final coincidieron en algo: el dólar bajó, el petróleo subió y la secuencia terminó empujando a las acciones de Wall Street.

El precio del petróleo lleva tiempo que está pegado a los índices bursátiles, con raras excepciones en los últimos días, que hacían creer a algunos operadores que poco a poco estaba surgiendo un  Divorcio.

Los valores del crudo están derrumbándose desde hace tiempo, y en los últimos meses esa caída está afectando a Wall Street. Hoy, en cambio, subieron los precios del petróleo, y los mercados bursátiles se beneficiaron.

El descenso inicial fue atribuido al mal resultado de un indicador sobre el sector servicios.

Le siguió indecisión por comentarios del presidente de la Reserva Federal de Nueva York, William Dudley, quien apenas salió del acostumbrado tono misterioso de las declaraciones públicas de la Fed.

Dudley dijo que, desde la última subida leve de los intereses, en diciembre pasado, las "condiciones financieras han tenido un considerable ajuste respecto de como estaban en la reunión de diciembre".

Pero no apuntó más pistas sobre lo que pasará en la reunión de marzo, y sus declaraciones, aunque poco ilustrativas, generaron algunos tímidos cambios en la evolución de Wall Street, para disgusto de algunos operadores.

"El mercado está reaccionando cada vez que alguno de ellos (los representantes de la Fed) abre la boca", lamentó uno de los operadores de la Bolsa de Nueva York en un comentario de paso en la cadena financiera CNBC.

Wall Street lleva luchando por buscar su propio rumbo desde que comenzó el año, con una gran volatilidad y bruscos movimientos parecidos a los que genera el cambio climático.

La gran pregunta es si en algún momento el mercado bursátil encontrará un catalizador que le permita encontrar la senda estable de recuperación, después de un comienzo de año que muchos quisieran olvidar. 

Dólar baja

Por su parte el dólar sufrió ayer un fuerte retroceso tanto frente al euro como ante el resto de divisas, una depreciación que repercutió incluso a los mercados de Wall Street, que cerraron mixtos.

Al término de la sesión en Nueva York, un dólar se cambiaba a 0.9006 euros, frente a los 0.9158 euros de la jornada anterior, y por un euro se pagaba hoy 1.1104 dólares.

Con respecto a la divisa japonesa, hubo un cambio de 117.89 yenes.

Igualmente, el billete verde retrocedió ante el franco suizo, la libra esterlina, el dólar canadiense y el peso mexicano.

Los analistas coincidieron en mostrar su preocupación frente a la devaluación del dólar, que ya está afectando al sistema financiero y que algunos apuntan exige actuar a la Reserva Federal (Fed), que podría empeorar la situación de volver a subir los tipos de interés.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus