•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El aporte del sector empresarial a la educación básica se hace sentir cada vez más en Nicaragua, según el experto en educación Ernesto Medina.

Medina, presidente del Foro Educativo Nicaragüense (Eduquemos) y rector de la Universidad Americana (UAM), considera que “sí hay una mayor preocupación del sector privado por apoyar la educación”, sin embargo, opina que “hasta ahora hay acciones muy concretas y un tanto dispersas”.

“Se hace sobre todo a través de las fundaciones de las empresas más grandes. Hay ejemplos que todos conocemos, como la Fundación Zamora Terán, con la entrega de computadoras a las escuelas; la Fundación Pantaleón en Chinandega, que ha estado promoviendo preescolares y tiene una escuela secundaria-técnica piloto, y que también ha estado formando maestros; el Grupo Plasencia en Estelí, que ha estado abriendo preescolares donde tienen sus plantaciones (de tabaco); Cisa Agro, que ha estado también en la zona cafetalera apoyando las escuelas, entre otros”, afirmó Medina.

El experto en educación insistió en que hasta ahora ha sido difícil tener acciones del sector empresarial de cara a la educación de forma coordinada, para tener un mayor impacto.

Responsabilidad social 

Los proyectos en materia de educación empezaron hace algunos años, antes que se diera el “boom” actual de la Responsabilidad Social Empresarial, pero hoy día la mayoría se enmarca en la RSE que implementan las empresas.

Dionisio Sáenz, director ejecutivo del Instituto Holcim para el Desarrollo Sostenible (IHDS), que dirige la estrategia de Responsabilidad Social Corporativa de Holcim (Nicaragua), afirma que la educación es el segundo de los pilares de la estrategia de RSE de la empresa.

La empresa, con negocios de cemento, concreto y agregados para la construcción en el país, destina aproximadamente un 30% de sus recursos destinados para su estrategia de RSE en educación, principalmente en proyectos de construcción o reconstrucción de escuelas o dotación de equipamiento a centros educativos.

Por otra parte, Ernesto Medina afirmó que el tema de la educación ya forma parte de las agendas de las principales organizaciones gremiales del país, como el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham).

Medina recomendó aprovechar más el espacio de diálogo del sector empresarial con el Gobierno para abordar más el tema de la educación.

Importancia

Y es que el sector privado quiere contribuir con la educación, porque ha visto que uno de los principales problemas del país es la baja competitividad y productividad, y la educación es clave para avanzar en ambos.

Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), afirmó recientemente en una entrevista con El Nuevo Diario que “el tema de educación aparece siempre como uno de los principales, incluso a veces como el principal, tema de oportunidad y también de dificultades” en estudios que ha hecho ese centro de pensamiento a lo largo de sus 10 años.

“Puede ser un cliché, pero la verdad es que en Holcim estamos convencidos de que la educación es la base del desarrollo. Sin una comunidad fortalecida desde el ámbito educativo, mientras que si hay cada vez más acceso a la educación, más calidad educativa y más recursos para educación en la comunidad donde estamos operando, constituye para nosotros un valor de largo plazo”, opinó Sáenz, de Holcim.

Y en un esfuerzo conjunto entre el sector privado por la educación se podría lograr un proyecto con mayor impacto, afirman los expertos.

Sáenz, quien representa a Holcim en la Unión Nicaragüense de Responsabilidad Social Empresarial (Unirse), dijo que la mayor parte de las empresas están de acuerdo en que debería haber una plataforma integral para los esfuerzos de educación y otros proyectos de RSE, de modo que puedan evitar “dispersar los recursos y focalizarlos territorialmente, en temas específicos en los que el aporte tenga mayor impacto”.

“Por ejemplo, si se van a repartir computadoras en un municipio, sería lindo que otras empresas u organizaciones estuvieran trabajando en temas de preescolar, la capacitación de maestros, materiales de estudio para estudiantes y maestros, entre otros, y poder estudiar el impacto de un proyecto integral”, explicó Medina.

Enrique Zamora, director del Grupo Lafise Bancentro, reconoció que cada empresa aporta a la educación, sin competir con la otra. “Todos reconocemos que es de vital importancia la educación”, subrayó Zamora.

La Fundación Zamora-Terán, a través de su Programa Educativo “Una Computadora por Niño”, ha entregado alrededor de 40,000 computadoras a niñas y niños de primaria.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus