Ricardo Guerrero
  •   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En 2012 y 2013 se perdieron 2.7 millones de sacos de café en América Central y República Dominicana por el brote de la roya, es decir, un 20% de la producción que representó un impacto económico y social significativo. 

Evitar historias similares es lo que se busca con la implementación del Programa Centroamericano de Gestión Integral del Manejo de la Roya del Café, ejecutado por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), con el apoyo financiero de la Unión Europea (UE).

El café es el principal producto de exportación de Centroamérica. En algunos países la roya ha afectado hasta el 70% de las plantaciones. La enfermedad ataca las hojas de la planta de café provocando que el fruto caiga antes de su maduración. 

Muchos pequeños productores están intentando combatirla reemplazando las plantas envejecidas o fumigando con fertilizantes y fungicidas.

En Nicaragua el café aporta con el 2% al Producto Interno Bruto (PIB), representa el 21% del PIB agrícola, aporta el 18% de las exportaciones nacionales y genera un poco más de 300 mil empleos.

Puesta en marcha

El programa que impulsa el IICA, con apoyo financiero de la Unión Europea (UE), fue puesto en marcha el 1° de febrero y se establecerá por los próximos cinco años. 

 Su área de intervención será en el ámbito regional en América Central y República Dominicana; a nivel nacional los esfuerzos se focalizarán en Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua; y en el plano local en cuatro zonas específicas de estos últimos países.  

Con la iniciativa se pretende alcanzar una producción de café que adopte e implemente medidas de adaptación, mitigación y reducción de riesgos a cambios climáticos, desarrollar un sistema de alerta temprana, diseñar y establecer políticas regionales, fortalecer la institucionalidad y generar fuentes de empleo 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus