•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

LALA ve a Nicaragua como su centro de producción y exportación de una buena cantidad de productos lácteos para el resto de Centroamérica, según  Miguel García, gerente de Relaciones Internacionales de esa compañía de origen mexicano.

“El plan de LALA es fortalecer el portafolio de productos lácteos nicaragüenses", afirma García.

"Tenemos productos LALA, productos Eskimo y continuaremos ahora con productos La Perfecta. Vamos a perfeccionar un portafolio de productos de la más alta calidad y se los vamos a ofrecer al resto de Centroamérica”, explica.

García brindó una entrevista ayer a El Nuevo Diario, en una comunicación por internet, tan solo 15 días después que anunció la compra de la empresa La Perfecta, por una cifra no revelada. LALA ya había comprado otra de las empresas emblemáticas nicaragüenses, Eskimo, en diciembre de 2014. Asimismo, inauguró su planta de procesamiento, ubicada en San Benito.

La adquisición de La Perfecta se enmarca en ese plan de hacer de Nicaragua el centro de operaciones de LALA para el resto de Centroamérica.

García manifestó que LALA está trabajando para superar las barreras no arancelarias que todavía existen en Centroamérica. “Los productos hechos en Centroamérica pueden estar en toda la región porque hay libre tránsito de mercancías, pero aún hay trabas no arancelarias, en particular las sanitarias”, explicó.

Una vez que superen esas barreras, LALA echará a andar su plan.

Más acopio

LALA se defiende ante quienes dicen que la industria está reduciendo el acopio de leche a los productores del país.

Daniel Prato, director de Operaciones y Logística de LALA para Centroamérica, afirmó ayer que la empresa “no ha dejado de acopiar ni un solo litro de leche de los que ha estado acopiando”. 

En el 2015, LALA aumentó el acopio del producto en un 27%, respecto a 2014, a los productores. La empresa trabaja con unos 2,000 productores en la actualidad.

Prato ejemplificó que actualmente están acopiando el 150% más de leche de lo que se acopió en el mes de diciembre a la cooperativa Nicacentro, una de las más grandes del país”.

Incremento de consumo

Otro reto de LALA es aportar al incremento del consumo de lácteos en Nicaragua, señaló Miguel García.

Según el gerente de Relaciones Internacionales de LALA, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), recomienda un consumo per cápita de leche de 180 litros al año.

Pero Nicaragua, un país eminentemente ganadero, solo consume unos 60 litros de leche per cápita anuales.

“Entonces tenemos el reto de generar productos para todos los estratos económicos: productos de primera calidad, productos de valor menos abundante, en cuanto a precios, pero desde luego con un buen valor nutricional y con calidad a prueba de cualquier certificación, para que los nicaragüenses no consuman solo 60 litros de leche por año sino que consuman en el corto plazo unos 100 litros, y en el mediano plazo llegar a los 180 que recomienda la FAO”, aseguró García.

Aclaró que eso no lo podrán hacer solos, sino que se tendrá que hacer con la ayuda de los productores, el Gobierno y otras industrias. 

“Vamos a competir con otras bebidas que no tienen el valor nutricional de los lácteos, pero que tienen una penetración muy fuerte en el mercado, tanto desde el punto de vista de la mercadotecnia, como por el gusto que han tomado esas bebidas”, refirió García.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus