•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La brecha salarial persiste en la región y en el caso de las mujeres nicaragüenses, los ingresos salariales son inferiores a los de los hombres en un 10%, según el último informe sobre el Panorama Económico y Social de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños 2015, de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). 

No obstante, existen países donde esa brecha es mayor, como el caso de las mujeres peruanas, que tienen ingresos salariales inferiores a los de los hombres en un 24.3%, seguido de República Dominicana, donde los ingresos de las mujeres son inferiores en 21% con respecto al de los hombres.

“A ello que se suma una creciente pobreza de tiempo, como resultado de la dificultad para cubrir simultáneamente con el trabajo de las mujeres las necesidades de ingresos monetarios y las demandas de cuidado y trabajo reproductivo en los hogares”, señala el informe del organismo regional de Naciones Unidas.

Los países con la brecha salarial más baja entre hombres y  mujeres son Costa Rica, Venezuela y Ecuador, donde la diferencia salarial  es inferior al 5%.

Mejora con estudio

“En los últimos años ha habido un gran avance en materia de igualdad de género y eso es muy importante para países como el nuestro, donde más de la mitad de la población está compuesta por mujeres”, destacó el economista Alberto Ramírez. 

“A pesar de que los ingresos de los trabajadores de ambos sexos aumentan proporcionalmente al número de años de estudio alcanzados, una mujer con más de 13 años de educación apenas gana el 78% de lo que gana un hombre con los mismos años de estudios”, refiere el informe.

En la mayoría de los países latinoamericanos, las mujeres constituyen una porción importante de los grupos con menores ingresos.

Sin embargo, la Cepal mantiene que la brecha de ingresos entre hombres y mujeres se ha reducido gracias a los mayores ingresos de las ocupadas con mayores credenciales educativas.

También la proporción de mujeres urbanas sin ingresos propios persiste en la región durante los últimos años. Según el organismo en 2012 un 31.8% de las mujeres no contaban con ingresos propios, “hoy esta proporción ha bajado levemente a un 30.4%”, revela la Cepal. 

También la Cepal constató diferencias en la disponibilidad de ingresos propios por parte de las mujeres, según grupo etario: entre las mujeres pobres del grupo de entre 15 y 24 años, el 57% no dispone de ingresos propios, proporción que baja al 33% en el grupo de entre 35 y 44 años. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus