•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Banco Central de Nicaragua (BCN) reportó que el consumo de combustibles como la gasolina y el diesel, que son los más demandados por los dueños de vehículos automotores, se había incrementado hasta noviembre pasado en un 13.9% y 9.8%, respectivamente.

Las cifras del banco emisor indican que hasta el mes de noviembre del año pasado en el país ya se habían consumido 2,337,400 barriles de gasolina, frente a 2,051,200 barriles en el mismo periodo de 2014, experimentando un crecimiento interanual del 13.9%.

En tanto, la demanda de diesel había pasado de 3,491,200 de barriles en noviembre de 2014  a 3,834,100 de barriles en noviembre del año pasado, para un incremento del 9.8%.

Economistas consultados al respecto señalan que los bajos precios del petróleo podrían ser el principal factor que ha disparado el consumo de combustibles, pero además señalan que a su vez inciden el crecimiento del parque vehicular y de la economía.

“La reducción en los precios del petróleo hace que los consumidores puedan comprar más combustible con menos dinero y hay que tomar en cuenta que el crecimiento dinámico que mantiene la economía  nacional está incrementando el parque vehicular del país”, refirió el economista Alberto Ramírez.

El año pasado, según datos de la Asociación Nicaragüense de Distribuidores de Vehículos Automotrices (Andiva), lograron vender 19,000 automotores nuevos, es decir 3,809 unidades más que en 2014, cuando lograron colocar 15,191 carros de todo tipo.

“Esto se debe a que hay mayor acceso al financiamiento con tasas más competitivas y a la seguridad económica  que vive el país”, destacó Álvaro Rodríguez, presidente de Andiva.

Al agregar petróleo crudo y combustibles, se importaron 11.2 millones de barriles en 2015, equivalentes a un crecimiento en volumen de 13.9% con respecto a 2014.

Para este año el gobierno estima que la economía crecerá en un rango entre el 4.5 y 5%, producto de un mayor dinamismo del sector construcción y menores costos de producción de las empresas derivados de menores precios de combustibles y energía eléctrica.

Baja factura petrolera

Por su parte, la factura petrolera, compuesta por petróleo crudo, combustibles y lubricantes, totalizó el año pasado US$772.9 millones, registrando una contracción en valor de 32.5%, con respecto a 2014.

Dentro del grupo de combustibles —según el último informe de comercio exterior del BCN—el valor de las importaciones del subgrupo compuesto por gasolinas, diesel y fuel oil, sumaron US$363.1 millones, equivalentes a 5.6 millones de barriles, experimentando una caída en valor del 29.9%, pero creciendo 17% en volumen.

Nicaragua se ahorró US$372.1 millones en la compra de petróleo y derivados durante el 2015, de acuerdo con estadísticas oficiales. En 2014, la factura petrolera de Nicaragua fue de US$1,145 millones.

Tarifa eléctrica

Debido a ese ahorro por la compra de búnker que está teniendo el país, los empresarios están solicitando otra rebaja de entre 2 y 5% en la tarifa energética.

César Zamora, presidente de la Cámara de Energía de Nicaragua (CEN), manifestó que la reducción del precio del petróleo tiene que permitir que haya un alivio significativo en la tarifa energética.

Desde el pasado primero de enero entró en vigencia una reducción del 4% al pliego tarifario.  

Por otro lado, el consumo de gas licuado también ha experimentado un considerable crecimiento del 12.8% al pasar desde 992,300 de barriles en 2014 hasta 1,120,300 de barriles hasta noviembre del año pasado.

Mientras que el consumo de fuel oil, el cual se usa como combustible para plantas de energía eléctrica, calderas y hornos, incrementó 12.3% al pasar de 2,872,000 de barriles a 3,227,800 de barriles el año pasado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus