•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El BID instó hoy a Centroamérica y la República Dominicana a sacar partido de las buenas perspectivas económicas de crecimiento superior al 4% en 2016, gracias al alza de EE.UU. y el bajo precio del petróleo, para adoptar reformas destinadas a la mejoría de la productividad y la competitividad.

"Hay que aprovechar este entorno para forjar políticas dirigidas a lograr crecimiento, estabilidad, empleo y equidad a mediano y largo plazo", dijo Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en la inauguración de la Trigésima Reunión de Gobernadores del Istmo Centroamericano y República Dominicana.

En el encuentro, en la sede del organismo en Washington y que concluye mañana, participan las máximas autoridades económicas de Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana.

Las saludables perspectivas para Centroamérica y República Dominicana contrastan con el sombrío panorama de América Latina que, en su conjunto, se estima que cierre este año con una contracción del 0.3 %, en su segundo año consecutivo de recesión lastrada por Brasil y Venezuela y la caída en los precios de las materias primas.

Moreno destacó que los gobiernos de la subregión han mejorado sus políticas para "mantener la estabilidad y evitar sobresaltos", expandido sus "horizontes comerciales" e implementado iniciativas de integración regional como Siepac en el sector eléctrico, Salud Mesoamérica, el Corredor Pacífico y el Plan para la Prosperidad del Triángulo Norte.

Sin embargo, el BID también identificó persistentes debilidades que erosionan la capacidad de mejora de competitividad en Centroamérica, como son los altos costos de la electricidad, o el "deficiente desempeño logístico" y la ineficaz gestión fronteriza, algo que eleva sustancialmente los costos de transporte a través de la región y reduce la predictibilidad de los flujos comerciales.

Por último, el banco multilateral subrayó que ha duplicado las aprobaciones y los desembolsos para esta subregión durante la última década.

En concreto, apuntó que en 2015 aprobó más de 2.000 millones de dólares para modernizar la infraestructura de transporte y energía y expandir la cobertura y eficiencia de servicios sociales básicos; a los que se suman 445 millones en financiación para el sector privado, centrados acceso a crédito de las pequeñas y medianas empresas (pymes) y en la diversificación energética.

El BID celebrará a comienzos de abril en Bahamas su asamblea anual, en la que se analizarán los principales desafíos regionales. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus