•   Pekín, China  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El gobierno chino tachó ayer de "exagerado" el temor que existe en los mercados financieros internacionales a la ralentización económica del gigante asiático y defendió la "significativa contribución" del país al crecimiento mundial.

"La economía china nunca tendrá un aterrizaje forzoso", aseguró el ministro de Planificación Económica, Xu Shaoshi, presidente de la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo (CNRD), en una rueda de prensa que coincide con el plenario anual de la Asamblea Nacional Popular (Legislativo).

Turbulencias 

El presidente de la CNRD explicó que en los últimos meses ha habido "rumores" que vinculan las turbulencias en las bolsas mundiales con la caída del mercado bursátil chino, que sufrieron sendas crisis el pasado verano y a principios de año, y a la devaluación del yuan.

"China no tiene un poder de contagio tan grande", consideró Xu, que atribuyó los vaivenes de los mercados principalmente a la falta de confianza en la recuperación económica mundial y a otras causas como la política monetaria de la Reserva Federal estadounidense, la deuda de Alemania o la tensión en la península de Corea.

El ministro de planificación económica chino citó el ejemplo de la semana del 8 al 12 de febrero, durante la cual las bolsas mundiales sufrieron fuertes correctivos y los precios de las materias primas se desplomaron, pero las bolsas de valores del gigante asiático estaban cerradas por las vacaciones del Año Nuevo lunar.

Riesgo 

La economía china nunca tendrá un aterrizaje forzoso".  Xu Shaoshi,  ministro de Planificación Económica.

 

La agencia de calificación Moody's rebajó esta semana de "estable" a "negativa" su perspectiva sobre la deuda soberana china, una decisión que Xu no compartió argumentando que el país tiene "una fuerte flexibilidad interna y capacidad para resistir los riesgos".

"Tenemos grandes recursos, una demanda enorme en el mercado y un amplio espacio para más desarrollo y para mejorar la calidad de los servicios", señaló el ministro de planificación económica. 

Xu se declaró "plenamente confiado" en conseguir la meta oficial de que el PIB crezca entre un 6.5 y un 7% en 2016, anunciada el pasado sábado. 

"No creo que China esté frenando a la economía mundial, porque su crecimiento está entre los más altos de las principales economías", indicó Xu, en referencia al alza de un 6.9% del producto interior bruto (PIB) registrada el año pasado. 

Sin embargo, el responsable de la planificación económica china reconoció que el gigante asiático se enfrenta a grandes riesgos en un contexto internacional "incierto e inestable" y a problemas internos "profundamente arraigados".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus