•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Además de ser una mujer que trabaja hombro a hombro con su esposo, la señora Johanna Pedronni desde hace siete años dedica gran parte de su tiempo y de su esfuerzo a la Fundación Juan Pablo II Evangelium Vitae para el Mundo. 

Conversamos con ella, a propósito del Día de la Mujer, para conocer los aportes que hacen sobre todo para las madres solteras, debido a que las educan y las preparan con el objetivo de ejerzan diversos oficios de forma profesional.

¿Cuáles son los programas con los que cuenta la fundación?

Actualmente ofrecemos atención en los  consultorios médicos sociales y capacitaciones laborales a mujeres. 

¿Cuándo nació la fundación?

Con el apoyo de la nunciatura apostólica y de algunos sacerdotes nicaragüenses nació en el año 2009,  la Fundación Juan Pablo II Evangelium Vitae para el Mundo, por un fuerte deseo de apoyar a mujeres en estado de indefensión económica y familiar, por medio de capacitaciones laborales. En mayo de 2010, recibimos un edificio como donación de parte de la familia Delgado Gulke y se diseñó para consultorios médicos sociales, con el fin de contribuir a una mejor calidad en la salud de personas de escasos recursos.

¿Cómo surgió la idea de beneficiar a mujeres?

El haber acompañado por muchos años  a una fundación provida, nos permitió a mi esposo y a mí confirmar una realidad nicaragüense: muchas mujeres tienen poca esperanza de ser un impulso económico en sus familias debido a su baja escolaridad y a sus escasos recursos económicos, así que pensamos que a través de capacitaciones ellas pueden tener una herramienta de trabajo que les permite contribuir o ser el sustento económico en sus hogares, donde muchas veces son madres solteras.

¿En qué consisten los beneficios que otorgan a las mujeres?

Hemos hecho alianzas con empresas y algunas fundaciones para llevar a cabo las capacitaciones laborales de manera totalmente gratuita, ya que no tienen que poner dinero ni para los materiales ni para la enseñanza, solamente asumen su transporte.  

Todas las capacitaciones van acompañadas de charlas semanales sobre autoestima, valores morales y espirituales, los cuales les permiten ver la importancia de poner a Dios como centro de sus familias.

Se hacen las capacitaciones por períodos de 3 meses máximo en modalidades vespertinas, matutinas, sabatinas o dominicales; debido a que al ser madres de familia tienen que disponer de un tiempo en el día para ocuparse de sus hogares. Hasta el momento hemos capacitado a 595 mujeres.

Los cursos que hemos impartido son de arreglos florales, cocina, costura, pintura arquitectónica, también hemos dado cursos para cuidar enfermos. En ellos las mujeres aprenden a medir la temperatura, a inyectar, a tomar la presión, entre otras cosas básicas, para desempeñarse en esa área.

¿Qué tan difícil ha sido lograr apoyo para las capacitaciones?

Gracias a Dios hay conciencia social en muchas personas empresarias que nos han venido apoyando de varias maneras. También medios de difusión radial y televisiva, que son los que nos ayudan a difundir las convocatorias para las candidatas.

¿Qué requisitos deben cumplir las mujeres para ser beneficiadas y qué cursos imparten?

Los requisitos nos los da el perfil que la empresa o fundación en alianza nos pide, y de acuerdo con esto hacemos la convocatoria y la selección después de una entrevista que llevamos a cabo en la fundación, les damos seguimiento en coordinación con la persona encargada de la empresa que imparte el curso. Con este seguimiento y las charlas semanales hemos logrado poca deserción.

¿Cómo funciona el consultorio médico social?

Nuestros precios son socialmente accesibles. Contamos con atenciones médicas en odontología, fisiatría rehabilitación, laboratorio clínico, óptica, medicina integral, diabetología, psicología, ginecología, ultrasonidos y electrocardiogramas. 

Atendemos  de lunes a viernes, de 1:00 a 4:00 de la tarde, en el barrio 19 de Julio y en la parroquia San Agustín, en Altamira de Este, de lunes a viernes de 7:30 a.m. a 12:00 p.m.

¿Cómo logran el autosostenimiento en los consultorios médicos?  

Aparte de las consultas directas en los consultorios, tenemos varios servicios, como realizar en las empresas exámenes ocupacionales y tenemos convenios de salud empresariales.

¿Qué retos tienen como fundación?

Seguir consiguiendo más equipos médicos para ofrecer una mayor gama de atenciones, además poder lograr más alianzas para seguir con nuestro programa de capacitaciones laborales.

¿Qué significa para usted estar al frente de este proyecto?  

No estoy sola al frente, sino que mi esposo también trabaja; están los médicos y las empresas que nos apoyan. Es una gran cadena humana de servicios motivada para servir en nuestra sociedad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus