Camila Medal Salaverry
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Como gerentes, la posibilidad de utilizar las habilidades de negociaciones ganar-ganar pueden marcar toda la diferencia en el éxito de la negociación. Del mismo modo, puede ser esencial al influir en nuestros compañeros de trabajo y facilitar relaciones constructivas y positivas. A continuación, encontrará seis cosas que los gerentes deben analizar cuando se preparen para una negociación.

* SABER LO QUE QUIERE. Como gerente, es importante ir a una negociación sabiendo cuál quiere que sea el resultado. Asegúrese de invertir mucho tiempo y pensar muy bien lo que quiere y por qué lo quiere. Recuerde que es importante que usted considere cuáles son las ventajas financieras, emocionales, intelectuales, físicas, etc. Esto también le ayuda a saber qué es lo que no desea a medida que entra más a fondo en la negociación.

* SABER QUÉ QUIERE SU CONTRAPARTE. Su contraparte también tendrá sus propios motivos e intereses al iniciar una negociación. Hágase el firme propósito de entender con antelación cómo desea su contraparte que sea la conclusión de esta negociación. Comprenda la resolución financiera, emocional, intelectual o física con la que le gustaría irse su contraparte.

* ANTICIPAR LAS OBJECIONES. El proceso de negociación no siempre es sencillo. Como gerente, tiene que comprender que usted se encontrará con objeciones de sus empleados en el camino. Necesita estar preparado y hacer su tarea antes de la negociación. Asegúrese de tener evidencia relevante a la mano con la que la otra parte se pueda identificar y relacionar.

* IDENTIFICAR LAS CONCESIONES. Determine cuáles son los elementos que de ninguna manera se pueden negociar, los elementos deseables y lo que está dispuesto a dar y recibir. Ciertamente no va a concluir toda negociación con todas sus necesidades satisfechas. Las negociaciones son un dar y recibir y, como gerente, usted necesita estar preparado para llegar a un punto de acuerdo.

* DETERMINAR EL PUNTO EN QUE DEJARÍA LA NEGOCIACIÓN. Una vez que determine el punto en que dejaría la negociación, usted define el punto en el que no hay necesidad de continuar con la negociación. Antes de comenzar las negociaciones, usted debe establecer el punto en que dejaría la negociación. Esta será su fuente más importante de poder de negociación, así que una vez que se llega al punto en que dejaría la negociación, asegúrese de tomar una acción.

* PRACTICAR CON UN COMPAÑERO. Como en el caso de cualquier presentación importante que haya realizado, es necesario practicar. Quizás se enfrente a una discusión difícil y siempre es preferible asegurarse de ensayar todos los resultados posibles. Al practicar con alguien más, usted obtiene mayor confianza en la situación y, finalmente, esto le ayudará a que la negociación se desarrolle sin problemas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus