•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Después de dos años de falta de lluvias provocadas por el cambio climático, el sector azucarero podría dejar de producir un poco más de un millón de quintales de azúcar, con respecto a la zafra del año pasado, según informó Mario Amador, gerente general del Comité Nacional de Productores de Azúcar (CNPA).

“La cosecha se vio afectada por segundo año consecutivo, lo cual nos dará una producción bastante menor a la estimada”, afirmó Amador, quien explicó que para esta zafra las proyecciones eran de 17 millones de quintales, pero a como va la cosecha, que finaliza en abril, se espera una producción de 14.1 millones de quintales de azúcar, debido a una baja en los rendimientos productivos tanto en el campo como en la industria.

El gerente del CNPA, explicó que como la falta de agua se ha prolongado por dos años el rendimiento industrial también se ha revertido. “En términos generales el ciclo pasado se alcanzó rendimientos promedios de 78 toneladas de caña por manzana, mientras que este año estos mismos rendimientos bajaron a 65”, explicó.

José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), dijo la semana pasada que para este año el sector azucarero producirá menos azúcar que el año pasado.

Ajustes necesarios

Sin embargo, según Amador, no todo es adverso ya que el sector mantiene sus proyecciones de crecimiento y han hecho ajustes en los ingenios para enfrentar la crisis.

“¿Cómo se compensa?, “se compensa con ser más eficientes en el uso del vapor, un menor consumo de energía, optimizar el transporte, ya los camiones no llevan uno o dos vagones sino seis”, explica Amador, que agrega que esta baja no solo se ha dado en Nicaragua, sino que en términos generales “la producción azucarera está descendiendo”, lo cual está provocando un repunte en los precios del azúcar.  

En Honduras por ejemplo el gremio azucarero proyecta que no alcanzará la meta de  12 millones de quintales debido a los efectos adversos del clima.

Carlo Melara, gerente de la Asociación de productores de Azúcar de Honduras dijo recientemente a La Prensa de Honduras que por los efectos adversos del clima tendrán una reducción de al menos 700 mil quintales. En Panamá la producción de azúcar podría bajar un 5%, según los productores de ese país y en El Salvador y Guatemala 12 y 2%, respectivamente.

Abastecimiento garantizado

No obstante, esta reducción en la producción de azúcar no implicará una reducción en la disponibilidad del producto en el mercado nacional, ni en el precio del mismo, aseguró Amador “el azúcar se mueve por mercados, primero está el interno”, al que se garantizan 6 millones de quintales, para abastecer la demanda interna.

El segundo mercado, alrededor de un millón de quintales, está dirigido al mercado estadounidense, bajo el sistema de cuotas DR-Cafta y OMC, mercado que por demás ofrece mayores ventajas, ya que paga un sobreprecio “si el precio de referencia está en US$14.5, este sobreprecio puede elevarlo hasta 24 dólares”.

El resto de la producción va hacia diferentes mercados, entre ellos el europeo, Taiwán y otros países en los que el precio varía. Sin embargo la buena noticia es que la demanda internacional está creciendo, “este es el segundo año en el que se produce menos de lo que se consume”, sostiene.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus