María Joaquina Sánchez
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Porque cada familia tiene sus propias necesidades y sin lugar a dudas, una de ellas es priorizar la salud, en la actualidad, contar con una póliza de este tipo proporciona un nivel de tranquilidad estable que resguarda tanto el bienestar individual como el familiar, expresa Anthony Sierra, experto en asesoría de seguros, quien refiere que “contar con un seguro de salud es una de las mejores inversiones que puede hacerse a cualquier edad, pues nadie es inmune a las enfermedades y en el peor de los casos, nunca se sabe si podríamos sufrir un accidente”, manifiesta.

Cualquier evento desafortunado implica amplios gastos que desestabilizan la economía familiar, de ahí la importancia de estar afiliado a un seguro de salud, pues es preferible contar con un seguro y no usarlo, a que necesitarlo y no tenerlo.  Por otro lado, el acceso, la cobertura y el plan de beneficios son tres factores importantes al escoger una póliza contra incidentes médicos. Por su parte, las aseguradoras, como entidades responsables en cumplir con el bienestar de sus usuarios, deben poner a disposición de sus usuarios, una amplia red de hospitales y clínicas a nivel nacional, en donde ellos podrán ser atendidos sin ningún inconveniente en caso de cualquier accidente.

Servicios

Con la red médica, el asegurado debe tener acceso a los siguientes servicios hospitalarios con la más moderna tecnología y la más alta calidad en los servicios: atención de emergencia, consulta externa, hospitalización, servicios quirúrgicos, exámenes especiales, imagenología, laboratorio clínico y farmacia.  En el caso de sufrir algún accidente, las indicaciones son las siguientes: dirigirse directamente al área de Emergencias del Hospital y presentar carné de seguro vigente o cédula de identidad. El Seguro Hospitalario le ofrece a la persona la oportunidad de estar preparado para los gastos que conlleva una hospitalización, asegurándole atención de calidad dentro del territorio nacional.

Requisitos

Las personas aseguradas deben necesariamente ser residentes en Nicaragua. El Seguro Hospitalario se otorga a cualquier persona (hombre o mujer) con edad cumplida entre 18 y 95 años, estableciendo 60 años como edad máxima para emisión de póliza nueva. Además, pueden incluirse a los hijos solteros que dependan económicamente de sus padres, los cuales estarán cubiertos entre las edades cero y 19 años cumplidos, o hasta la fecha que cumplan 22 años de edad, siempre y cuando sean estudiantes de tiempo completo, solteros y dependan económicamente de sus padres.

La demanda de este servicio es cada vez mayor, por un lado, como efecto natural de la conciencia que toman las personas en el cuidado de su salud, y por otro, porque no hay bolsillo que pueda soportar los altos costos que pueden implicar la mayor parte de los padecimientos. En fin, lo que debe tenerse presente al contratar una póliza de salud es que se trata de una de las mejores inversiones que puede hacerse a cualquier edad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus