•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La cosecha de fresas está en lo fino y quienes cultivan ese rubro aprovechan para venderlo, ya sea en plazas conocidas o en otros lugares como Condega, departamento de Estelí, donde hay potenciales compradores debido a que se han expandido comercios que preparan batidos.

Y es que muchos viajeros como Rafael Espinosa, cuando van a realizar un viaje ya sea en vehículo propio o de servicio colectivo, prefieren consumir un batido de fresa o combinado porque es un producto que poco se encuentra en el mercado. Y cuando hay, también se pueden comprar de forma directa las frutas.

Pequeños productores como los primos Santos Ismael y Mauricio Ariel Miranda Inestroza, quienes desde hace tres años han incursionado en el cultivo de la fresa, afirman que es un rubro con bastante demanda, sobre todo en Estelí.
Hasta hace dos años  cultivaban un cuarto de manzana, pero ahora han duplicado las áreas de siembra (dos cuartos de manzana de tierra, que corresponden a media manzana).

Ellos señalan que en Estelí pagan mejores precios, tanto por libra como por bidones.

Ambos una o  dos veces  por semana se desplazan desde la  comunidad El Encino, jurisdicción del municipio de Las Sabanas, departamento de Madriz, donde tienen sus  cultivos de fresa.

En cada viaje trasladan entre 80 y 100 libras de fresa, que un 50% lo colocan en lugares donde elaboran batidos y bebidas especiales para sus clientes, así como en los hoteles donde preparan postres.

Cada libra en Estelí, la mejor plaza, la venden en 50, 60 y 70  córdobas según el tamaño de las fresas.

Mientras que cuando venden por bidones que contienen 30 libras lo venden a C$1,200, pero con la salvedad de que en ellos van frutas de todo tamaño.

A diferencia de las que venden por libras, que deben ir frutas estandarizadas, es decir solo entre medianas y grandes, porque la mayoría de los usuarios las quieren para comerlas de forma directa o colocarlas enteras en postres o pasteles.

Producción

Un cuarto de manzana de terreno plantado con fresas  produce un promedio entre 30 y 35 bidones de 30 libras cada uno, en toda la cosecha, que se divide en tres períodos de corte, siendo el primero y el segundo los mejores.

La cosecha, según Miranda Inestroza, la comenzaron a finales de enero, pero en lugares frescos llega hasta los primeros días de abril.

Miranda revela que actualmente la cosecha “se encuentra en lo fino” y es el período en que las frutas alcanzan su mayor tamaño.

“La cosecha está buena y por eso hay que aprovechar para vender lo que más se pueda”, expresó.

  • La libra de fresa, según la calidad, la  venden entre 50 y 70 córdobas en Estelí. El bidón de 30 libras se comercializa a C$1,200.

Cuando ya se está sacando la última mano, las fresas son más pequeñas y por ello el precio oscila entre 40 y 35 córdobas.

Hasta el año pasado vendía de forma dispersa, pero ahora los viernes comercializan parte de la cosecha de fresas en el llamado Mercadito Campesino, que se instaló en el costado norte del parque central de la ciudad.

Cómo empezaron

Hace unos cuatro años los dos primos viajaron hacia Costa Rica, donde vivieron varios años.  En suelo costarricense trabajaban en distintas actividades, cortaban cítricos, fueron jornaleros en fincas ganaderas  y guardas de seguridad.

En una oportunidad cuando llegaron a su tierra a visitar a sus familiares, luego de dos años de estar lejos, observaron el cultivo de fresas a pequeña escala que impulsaba el Instituto de Promoción Humana, con el apoyo de un organismo internacional, hecho que les entusiasmó.

Los dos primos decidieron juntar sus recursos económicos, empezaron a cultivar un cuarto de manzana de tierra y luego duplicaron la área de siembra.

Con el cambio climático y  la escasez de agua, en el lugar una alternativa de empleo ha sido el cultivo de fresas, que consume poca cantidad de agua debido a que usan el riego por goteo.  

Es un cultivo tedioso, porque las plantas no gustan de temporadas lluviosas, pues no se desarrollan. Y si ya están frutando,  el exceso de humedad  pudre las mismas. Por ello hay que dedicarle tiempo y cuido esmerado, indican los primos Miranda Inestroza.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus