•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En el 2015 los nicaragüenses invirtieron US$365.6 millones en la compra de medicina humana, lo que significó US$55.9 millones más que lo importado en 2014, cuando las compras ascendieron a US$309.7 millones.

Datos de la Dirección General de Servicios Aduaneros (DGA) destacan que por primera vez las importaciones de medicina humana superan las compras de petróleo, las cuales en 2014 sumaron US$508.07 millones y el año pasado descendieron hasta US$301.2 millones.

“Estamos hablando de un 18% de crecimiento en las compras de medicina humana, eso es una señal positiva para la economía, significa que los nicaragüenses están invirtiendo en su salud”, destacó el economista Alberto Ramírez. 

A juicio de Ramírez, también influye mucho las inversiones que han realizado muchas farmacias grandes en todo el país. 

Estamos hablando de un 18% de crecimiento en las compras de medicina humana, eso es una señal positiva para la economía, significa que los nicaragüenses están invirtiendo en su salud”. Alberto Ramirez, economista. 

De acuerdo con la DGA, a diciembre de 2008 la importación de medicinas y productos farmacéuticos totalizó US$206 millones, es decir que en los últimos ocho años hay un incremento en el gasto total del rubro, en cifras absolutas, de US$159.6 millones.

Un miembro de la Asociación de Farmacias Unidas de Nicaragua (AFUN), que no quiso ser identificado y quien es conocedor del sector, supone que las compras estatales de medicinas en el exterior están implicando al año más de US$60 millones. El resto del gasto descrito recae en el sector privado.

Compran más de marcas 

Según el miembro de AFUN, más del 60% de medicinas que se importa es de marcas. Mientras que el resto es genérico.

En términos extraoficiales, el experto del sector comentó que eso se debe, por un lado, a que los médicos siguen prescribiendo tratamientos de marca para asegurar una cura “rápida” y “efectiva” en sus pacientes, pues esto tiene que ver con su imagen y reputación.

“Por otro lado, la población sigue pensando que las medicinas genéricas son de mala calidad, entonces, aunque gaste más, siempre opta por las de marca, eso no ha cambiado, pues tiene que ver con la educación”, argumentó la fuente. 

A la fecha, las medicinas que más abundan a nivel local están vinculadas a las enfermedades más frecuentes en el país. “Por ejemplo, en verano hay más enfermedades respiratorias y menos diarreas, entonces se mueven más los medicamentos que sirven para contrarrestarlas”, dijo la fuente. 

En cambio, en invierno, “hay más diarreas, más parasitosis y todo lo relacionado con hongos, de modo que las medicinas más demandadas son las que están vinculadas a curar esos males”, puntualizó.

Estadísticas oficiales del Ministerio de Salud (Minsa) indican que el Estado destina US$5 anuales por persona para la compra de medicinas, mientras que los hogares nicaragüenses invierten US$30 por persona para adquirir los fármacos.

En 2014, los nicaragüenses invirtieron más de US$1,200 millones en gastos de salud, que incluyen consultas, compra de medicinas y de equipos médicos, principalmente, de los cuales US$553.2 millones fueron en asistencia privada y US$649 en salud pública.

El Instituto de Seguridad Social (INSS) también destina US$15 millones en atención médica complementaria.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus