EFE
  •   Washington, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El producto interno bruto (PIB) de Estados Unidos aumentó a una tasa anualizada del 1.4 % en el cuarto trimestre de 2015, con lo que el crecimiento acumulado de la economía del país en ese año fue de 2.4 %, el mismo que en 2014.

El crecimiento de 1.4 %, el tercer y último cálculo del cuarto trimestre, supone una mejora respecto a las estimaciones previas, que apuntaban a un 1%, informó ayer el Departamento de Comercio.

Que se hayan superado las expectativas se debe principalmente al aumento en el gasto de consumo en recreación, transporte y otros servicios, coincidieron los principales analistas económicos.

Este cálculo refuerza la idea de que la economía estadounidense es estable y está creciendo, aseguran los expertos.

El gasto de consumo aumentó un 2.4 % en los últimos tres meses de 2015, frente al 2% estimado previamente. El otro dato significativo conocido es que los beneficios corporativos después de impuestos disminuyeron un 8.1% en el cuarto trimestre respecto al tercero, lo que representa la mayor caída trimestral desde el primer trimestre de 2011.

Los beneficios corporativos cayeron un 3.3 % en el tercer trimestre respecto al segundo, mientras que disminuyeron un 3.6 % en el cuarto trimestre comparado con el mismo periodo del año anterior.

No obstante, los beneficios corporativos subieron un 3.3 % en 2015 frente a 2014.

Incertidumbre

Los analistas consideran que la caída de los beneficios corporativos en el último trimestre de 2015 y la débil inversión en negocios muestra que la incertidumbre fuera de EE.UU. ha perjudicado a los fabricantes, las firmas energéticas y los mercados financieros.

"El crecimiento externo más débil continuó influyendo en el crecimiento económico en el último trimestre, lo que subraya la importancia de las políticas que abren nuestras exportaciones a nuevos mercados y promueven una fuerte demanda local", consideró ayer en un comunicado Jason Furman, el presidente del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca."Queda trabajo por hacer, pero el presidente está comprometido con las políticas que impulsarán nuestro crecimiento a largo plazo", agregó Furman, en referencia a medidas para apoyar la innovación y la inversión en infraestructura y la formación laboral.

El dato del PIB conocido ayer marca una ralentización frente al ritmo de crecimiento medio del 2.2 % de los primeros tres trimestres de 2015.

En los cálculos publicados en enero pasado se constataba ya la ralentización de la economía, que pasaba entonces de crecer a un ritmo del 3.9% en el segundo trimestre y 2% en el tercero, al 0.7 en la primera estimación del último trimestre.

Ese fue el primero de los tres cálculos que realiza el Gobierno sobre el comportamiento de la economía cada trimestre. La primera economía mundial no ha crecido por encima del 3% anual desde 2005, lo que arroja dudas sobre la solidez de la recuperación tras la aguda crisis de 2008-10.

Tras los datos conocidos ayer, la firma Macroeconomic Adviser pronostica un crecimiento a una tasa actualizada del 1.5% en el primer trimestre de 2016.

El presidente estadounidense, Barack Obama, declaró en su último discurso sobre el Estado de la Unión ante el Congreso en enero que "la sombra de la crisis en Estados Unidos ya pasó" y es hora de "pasar la página".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus