•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Centroamérica debe aprovechar la estabilidad política de la que disfruta para modernizar sus pasos fronterizos, unificar aduanas y fomentar el comercio interregional, dijeron hoy en Panamá algunos de los representantes de las principales patronales de la región.

"A pesar de que los países centroamericanos hablamos el mismo idioma, tenemos pirámides en las fronteras", reconoció a Acan-Efe el presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada de Panamá (CONEP), Julio de la Lastra.

En la región, añadió el panameño, "cada país tiene un modo distinto de hacer las cosas, legislaciones diferentes y ninguno quiere ceder".

"Es el momento de anteponer las diferencias, de dejar de lado nuestros egos porque una Centroamérica unificada es fuente de riqueza", afirmó.

De la Lastra presidió hoy en la capital panameña una reunión ordinaria de la Federación de Entidades Privadas de América Central, Panamá y República Dominicana (Fedepricap), que aglutina a las principales patronales de la región.

El principal socio comercial de América Central es Estados Unidos y el segundo, la propia región, de hecho, "por cada dólar que se exporta, 30 céntimos se quedan en la propia región centroamericana", apuntó el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada de Nicaragua (Cosep), José Adán Aguerri.

Pero a Centroamérica le interesa incentivar el comercio interregional, admitió Aguerri, aunque pare ello es necesario "modernizar los pasos fronterizos".

"Un contenedor se demora un día entero en cruzar una frontera centroamericana, una situación que afecta al precio final del producto, que aumenta un 12 % por la ineficiencia de nuestros pasos fronterizos", denunció el nicaragüense.

La obsolescencia de los pasos fronterizos, según Aguerri, no solo afecta a la carga, también a las personas, que no se pueden mover libremente por la región ni a pie ni en avión, porque el precio de los billetes es "muy elevado".

El presidente de la Asociación de la Empresa Privada de El Salvador (ANEP), Jorge José Daboud, optó por "botar fronteras", tal y como van a hacer Guatemala y Honduras, que están desarrollando un proyecto de unión aduanera binacional.

"No sirve de nada que lo hagan dos países, tienen que hacerlo todos", instó Daboud.

El salvadoreño, quien reconoció que la violencia que vive su país está afectando directamente en la inversión extranjera y nacional, dijo que los distintos tratados bilaterales que han firmado los países de la región pueden provocar "triangulación comercial", una situación "que genera grandes problemas para las empresas".

Organismos internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo han insistido en que la falta de infraestructura y la inseguridad lastran el avance del comercio interregional en Centroamérica.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus