Ingrid Duarte  |  Manuel Bejarano
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Luis Constantino, gerente y representante del Banco Mundial (BM) en Nicaragua, opinó ayer sobre la decisión del Fondo Monetario Internacional FMI de cerrar su oficina en Nicaragua de manera “positiva”.

Explicó que lo único que ha hecho el FMI es cerrar su oficina de representación en Nicaragua, pero que mantendrá sus servicios de asesoría y acompañamiento técnico al país, como el mismo FMI lo afirma en su comunicado oficial.

Constantino dijo que el FMI tuvo un papel muy importante en el pasado de Nicaragua.

“En ayudar a Nicaragua a manejar la macroeconomía, resolver la cuestión de las deudas, mejorar su política monetaria y fiscal, etcétera. Hubo apoyo financiero a Nicaragua para permitir en sus periodos más difíciles llegar donde llegó ahora (el país)”, refirió el representante del Banco Mundial.

Sobre el país refirió que hay constancia de que está manejando muy bien su macroeconomía, “por eso creo que no necesitan de una presencia tan activa del FMI a través de una oficina residente”.
Roberto Sansón, presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham), también valoró el cierre de la oficina del FMI como una decisión “positiva”.

“A algunos les puede preocupar, pero dadas las explicaciones del licenciado (Juan) Zalduendo, (representante del FMI en Nicaragua), si ya te graduaste de ciertos programas, pues ya no necesitas que te estén fiscalizando”, opinó Sansón.

El FMI, que inauguró su oficina en 1994 en Managua, la cerrará el próximo 1 de agosto.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus