•   Montevideo, Uruguay  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El programa AL-Invest 5.0, financiado con fondos de la Unión Europea (UE), destinará en los próximos cuatro años al menos 25 millones de euros para crear capacidades y aumentar la productividad de las pymes de 18 países de América Latina, dijeron en Montevideo fuentes diplomáticas y empresariales.

El objetivo de la quinta fase de AL-Invest, una iniciativa del bloque europeo que se implementa hace dos décadas, es la lucha contra la pobreza a través de una apuesta hacia las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) para generar "un crecimiento integrador" que permita la "cohesión social", explicó Juan Fernández Trigo, embajador de la UE en Uruguay.

El diplomático resaltó la misión del programa "de poner de relieve la importancia del sector privado en la consecución del crecimiento integrador y sostenible" en América Latina, ya que los fondos serán administrados por un consorcio integrado por una decena de cámaras empresariales de todo el continente. 

Esta entidad, encabezada por la boliviana Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco), complementará la inversión de la UE con otros 6.25 millones de euros para totalizar una financiación de 31.25 millones a ejecutar en los próximos cuatro años.

Nueva corporación

En ese sentido, el representante de la UE en Uruguay aseveró que "la cooperación en muchos países de América Latina ha dejado de tener un carácter asistencial para adentrarse en otro tipo de actuaciones mucho más equilibradas y mucho más recíprocas".

Las subvenciones previstas en el marco de AL-Invest 5.0 no se destinan directamente a las mipymes, sino a personas jurídicas públicas o privadas que ejecuten proyectos que beneficien en última instancia a los pequeños emprendimientos locales.

Del total del dinero del que dispone el programa, 19 millones de euros serán concedidos a través de la modalidad de fondos concursables a los que podrán aspirar las instituciones cuyos proyectos se adecúen a alguno de los "resultados" que se busca generar en más de 26,000 pymes.

"Es un proyecto abierto, que está dirigido a todas las bases del aparato económico del continente para potenciarlo. No buscamos solamente hacer un trabajo de internacionalización, sino también trabajar dentro de las empresas, tratar de que sean más productivas a través de una mayor capacitación", dijo por su parte Daniel Velasco, gerente general de Cainco.

Los proyectos, por ejemplo, pueden abarcar la creación de redes de empresas, la generación de capacidades de los beneficiarios para incorporar innovación y responsabilidad empresarial o facilitar el empoderamiento de las mujeres emprendedoras, así como el fortalecimiento de las organizaciones que ejecutan los proyectos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus