EFE
  •   Quito  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Delegaciones gubernamentales de cinco países latinoamericanos se reunieron ayer en Quito, Ecuador, en busca de una posición orientada a alcanzar una estabilización de los precios del petróleo, cuya caída, dijeron, afecta ya a la economía de forma global.

Los ministros del área petrolera de Ecuador, Carlos Pareja; Venezuela, Eulogio del Pino, y Colombia, María Lorena Gutierrez, se reunieron con delegaciones de México y Bolivia para formular una declaración de apoyo a las decisiones de la reunión de países miembros y no miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) que se realizará el próximo 17 de abril.

En la apertura de la sesión, Del Pino, representante de Venezuela, dijo que el actual ciclo descendente de los precios del crudo ha llevado al aplazamiento o cancelación de proyectos por más de US$300,000 millones.

Indicó, además, que el ciclo de precios a la baja no afecta solo a los países productores y exportadores, sino también a los países consumidores, pues "muchos de esos proyectos se hacen en países consumidores" o son financiados por ellos.

Del Pino recordó, por ello, la iniciativa que llevó a Rusia, Venezuela, Arabia Saudí y Catar a proponer un congelamiento de la producción petrolera internacional a los niveles promedio de enero como mecanismo para equilibrar los precios, lo que será objeto de debate de la reunión del día 17 en Doha, Catar.

El ministro ecuatoriano de Hidrocarburos, Carlos Pareja, en declaraciones previas a la reunión, refirió que los países con petróleo de calidad al crudo WTI están "sometidos a un castigo" con precios inferiores en promedio a los 30 dólares por barril, lo que "no se compadece con el costo de producción".

Este nivel de precios, agregó, impide efectuar inversiones y es "un problema para todos los países productores OPEP y no OPEP".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus