•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los ganaderos del país consideran que “el futuro de la ganadería está en el forraje”.

Fernando Zarruk, ganadero del municipio de Mateare, departamento de Managua, contó que hay una gran demanda de ese producto.

“Nosotros como ganaderos estamos haciendo pacas para nuestro propio ganado, y lo que nos sobra lo vendemos. Ahora hay una gran demanda por el forraje, porque lo compran también los mataderos industriales para el engorde de su ganado”, dijo Zarruk.

El forraje, también conocido como heno o paca, sirve de alimentación al ganado en la época seca del año, pero se ha convertido en una prioridad en los últimos años ante la variabilidad climática.

Según los ganaderos, se puede hacer forraje de pastos que crecen con las lluvias, o pastos que se cultivan mediante riego, así como de rastrojos de arroz, sorgo, caña, entre otros cultivos.

“Actualmente, hay un mercado, aparte del grano que se cosecha. Por ejemplo, antes sembrábamos sorgo y el rastrojo se quedaba tirado en el campo. Ahora todo se recoge y se vende, y es un aporte adicional en la agricultura”, contó el ganadero de Mateare.

Te interesa: “La conservación de forrajes nos da estabilidad en la ganadería”

Zarruk dijo que una manzana de sorgo deja en utilidad adicional al grano aproximadamente US$100.

Asimismo, refirió que el valor de una tonelada de paca, comprada por un matadero industrial, oscila entre US$60 y US$82, en dependencia de varios factores.

Odel Gutiérrez, propietario de Ganadería Luz y Sombra, en León, recordó que el sistema de forraje existe desde hace muchos años, pero en la actualidad es una prioridad en la ganadería.

“Generalmente se hace con el agua de lluvia. Se suele hacer en el periodo de canícula (15 de julio al 15 de agosto), para que los pastos tengan suficiente proteínas; o en noviembre, cuando se detiene el segundo periodo del invierno. Pero también se puede hacer con riego. Es una forma de conservar el pasto, con altas cantidades de proteínas y buen porcentaje de fibras”, explicó Gutiérrez.

  • 100 dólares adicionales genera la fabricación de forraje de sorgo, en una manzana de tierra, según ganaderos.

Para este ganadero, aunque fabricar forraje para la alimentación del ganado no es una novedad, cada día es una prioridad, y destacó que incluso se está usando más tecnología para fabricar forrajes.

“Las fincas ganaderas que queremos subsistir y mantener en buen estado nuestro ganado, durante el periodo seco, tenemos que recurrir al forraje”, subrayó el ganadero leonés.

Fernando Zarruk señaló que lo único negativo que existe en el negocio de los henos hoy día es que muchos productores se están dedicando a ello, lo que hará que baje el precio.

Beneficio

El especialista argentino Pablo Cattani manifestó recientemente en el país que los forrajes son importantes para no depender del clima y poder planificar sus inversiones.

“La conservación de forrajes lo que nos da es estabilidad en la producción (ganadera), y nos da previsibilidad de la rentabilidad que puede tener un productor”, refirió Cattani.

También: Tecnología para producir forrajes cobra interés

“Si no tenemos forrajes para el año que viene, solo dependemos del clima; en cambio, si tenemos forrajes para el año que viene dependeremos de los mercados, pero no del clima. Entonces, el productor puede hacer proyecciones. Eso le ayuda a hacer inversiones y pedir créditos”, explicó el especialista argentino.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus