•   Carazo  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cultivo de la caña de azúcar  en el departamento de Carazo,  hasta la fecha es el principal rubro económico  que ha sacado adelante a muchas familias caraceñas. Cabe resaltar que durante una década se le ha dado paso a la fabricación de atados de dulces en el municipio de Santa Teresa y La Paz de Carazo.

Actualmente, existe un área de siembra de caña de más de tres mil manzanas, que están destinadas para la fabricación de dulce de paneles.   En el departamento de Carazo existen alrededor de 42 planteles o trapiches, que son considerados  a nivel nacional como pequeñas  industrias artesanales.Secado del dulce en los moldes.

Debido a la gran demanda que tiene la fabricación del dulce, se ven involucrados  más de 2,000 trabajadores, los cuales se contratan para la siembra y cosecha de la caña, el traslado hacia los trapiches y por último la elaboración del dulce.

Elaboración del dulce

Según  Salvador Conrado Rodríguez, Presidente de la Asociación de Productores de Caña y Dulce de Carazo, éste es el principal rubro económico ya que tiene mucha demanda por la gran calidad que obtiene el dulce durante su fabricación.

El proceso se puede decir que es bastante complejo, pues se tiene que esperar que lleguen los camiones a cada trapiche a descargar la caña de azúcar,  misma que es triturada por una máquina, la cual se encarga de extraer el jugo y este pasa a una pila en donde se almacena el jugo y es colada.

Una vez colado el jugo de caña y limpio de cualquier impureza, se procede a pasarlo a una pana grande la cual está conectada a una caldera, es aquí donde empieza el verdadero proceso, pues poco a poco se va calentando y espesando la miel, hasta que logra alcanzar su punto de ebullición.

Finalmente, en manos de un trabajador con palo en mano, es que se logra dar el punto de espesor de la rica y deliciosa miel, que ya trasladada a una mesa de pura madera de cedro con sus divisiones hechas, se procede a hacer el secado, luego los atados de dulces son empacados en bolsas para luego ser distribuidas.

Inversión

Se necesita tener pasión y paciencia para ser productor y comerciante, pues las inversiones son demasiadas altas en este comercio, indicó Conrado.

En la semana se trituran alrededor de unas 400 templas de caña y cada templa produce 70 atados de dulces, lo que permite que salgan 2,800 atados de dulces por cada plantel, que a la semana se logra una producción de 8,000 a 10,000 atados de dulces, cuando la temporada es baja.

Hablando de temporada alta, son más de 20,000 atados de dulces los que se procesan en una semana.

“Aproximadamente en el año se puede decir que se producen tres millones y medios de libras  de atados de dulces, lo que permite que un millón y medio sea entregado a la empresa de Café Soluble S.A. para que sea  ocupada como  materia prima para el Café Toro y Presto molido.” Dijo Conrado.

Pero no todo es color de rosa en este rubro, pues para sembrar una manzana de caña de azúcar se necesitan más de 20,000 córdobas, más el mantenimiento que se le da para que sea productiva y de buena calidad y lo único que se produce de esta manzana son 2,030 bolsas de dulces, convertidas en dinero son 90, 000 córdobas y a esto se le resta todo lo invertido, por lo que asegura Conrado que  la ganancia es mínima.

En este negocio el 50% es para inversión y el otro 50% se puede decir que es utilidad y ganancia, pero esto va en dependencia de las manzanas de cañas  cosechadas  en un año.

La caña de azúcar es un producto que se siembra y se cosecha anualmente, es por eso que las ganancias van en dependencia de la cantidad de manzana sembradas y de cañas cosechadas, que a final son convertidas en atados de dulces.

Anualmente se necesitan más de trecientos mil córdobas en inversión para sembrar, cosechar y procesar cañas para vender el dulce, obteniendo una ganancia anual de 200,000 córdobas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus