Manuel Bejarano
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) esperaba que el Gobierno suspendiera ayer por la tarde la prohibición de transportar madera procedente de las plantaciones forestales. En estas últimas, el sector de los reforestadores ha hecho inversiones millonarias.

José Adán Aguerri, presidente del Cosep, manifestó que han sostenido reuniones con funcionarios del Gobierno, a quienes ha explicado que no es lo mismo la tala de un bosque natural que las plantaciones forestales.

La semana pasada, ese sector se pronunció sobre esa medida implementada por el Instituto Nacional Forestal (Inafor), con  la que suspendió los trámites de transporte y exportación de productos forestales.

Afectaciones

Salvador Mayorga, presidente de la Asociación Nacional de Reforestadores (Confor), dijo que la prohibición aunque hasta ahora solo tiene dos semanas llegó en un momento crítico para los empresarios de ese sector, porque estaban preparándose para el raleo y la preparación de tierras para nuevas plantaciones.

“Parte del área que se iba a plantar este año, quizás un 25% o 30% ya no se va a poder plantar, porque está todo paralizado y hemos perdido el tiempo para prepararnos”, refirió Mayorga.

“En este momento nosotros estamos en el punto crítico, o sea, es cuando hay más actividad en el sector. Nos estábamos preparando para plantar cuando comenzara el invierno; por otro lado, estábamos haciendo los raleos, para sacar la madera que se comercializa, que una parte va a la zona franca y otra parte a la exportación directa. En este sector se da un círculo en los procesos, de manera que cuando algo no funciona, no funciona el resto. Se dan problemas financieros”, explicó el presidente de Confor.

El presidente del Cosep también refirió que se han reportado afectaciones en las exportaciones de banano y de otros productos, pues el sector de reforestadores es el que les suministra los polines para las cargas.

A esto, Mayorga agregó que con esa prohibición las empresas tampoco pueden vender los polines que tienen en inventarios: “Necesitan tramitar permisos y esos permisos son los que están prohibidos”.

Mayorga afirmó que los funcionarios del Gobierno le han manifestado  al Cosep que “fue un error” prohibir las actividades al sector de los reforestadores, por igual que a la tala de bosques naturales.

Inversiones

Según el Cosep, en 2003 se promulgó la Ley de Conservación, Fomento y Desarrollo Sostenible del Sector Forestal y desde entonces se han plantado 21,000 hectáreas (31,000 manzanas) de plantaciones forestales, con un total de 20 millones de árboles.

Entre las especies de madera que se han plantado hay teca, melina y caoba africana, que han sido introducidas al país; y pochote, roble, laurel, pino, entre otras, que son nativas de Nicaragua.

Asimismo, José Adán Aguerri manifestó que en esos 12 años de esa ley se han hecho inversiones por parte de ese sector de alrededor de US$110 millones, siendo los inversores de Estados Unidos, Noruega, Suecia, Suiza, Francia y Centroamérica.

“Hoy estamos viendo sus primeras cosechas, del esfuerzo de traer inversión, especialmente de largo plazo. Imagínense lo que significó para una de estas empresas invertir hace 12 años, para ver hasta hoy los resultados de ese esfuerzo”, dijo Aguerri.

Para este año, el sector se había programado plantar más de 1,200 hectáreas más, pero de acuerdo con lo expresado por Salvador Mayorga, hoy día tienen dudas de cumplir esa expectativa.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus