•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Gobierno retiró la prohibición de transportar y exportar productos forestales a los reforestadores del país.

Salvador Mayorga, presidente de la Asociación de Reforestadores de Nicaragua (Confor), dijo que al final de la tarde de ayer el Gobierno le comunicó al Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) la decisión de suspender esa medida a las plantaciones forestales.

“Ahora lo que veremos es cómo recuperar el tiempo perdido”, afirmó Mayorga, recordando que en las últimas dos semanas se suspendieron todas sus actividades, ocasionando pérdidas económicas por el orden de los US$200,000 y otros efectos colaterales.

El presidente del Cosep había dicho en la mañana del jueves que el Gobierno ya había autorizado el transporte de madera de eucalipto que usan los ingenios azucareros para sus calderas, los cuales se habían declarado afectados por la medida que prohibía el transporte y la exportación de productos forestales.

También, desde la mañana, informó Aguerri que ya se había liberado de esa prohibición el transporte de polines que usan las industrias en la transportación y almacenaje de sus productos.

El presidente del Cosep, que asistió a la inauguración de la planta energética del Ingenio Montelimar, afirmó que esperaban que a más tardar ayer se levantara la prohibición para los reforestadores del país, los que han hecho inversiones millonarias en plantaciones forestales en los últimos doce años.

El Cosep y la Asociación de Reforestadores de Nicaragua (Confor) demandaron al Gobierno que separara de la veda a las plantaciones forestales, porque hay una diferencia entre talar el bosque natural y explotar una plantación forestal.

Según el Cosep, en los últimos 12 años, inversionistas de Suecia, Noruega, Estados Unidos, Francia y Centroamérica han invertido unos US$110 millones en plantaciones forestales.

Estos inversionistas manejan unas 31,000 manzanas, con aproximadamente 20 millones de árboles, con especies como teca, melina, caoba africana, pino, pochote, roble y laurel.

Diálogo

“Queremos dejar claro que en el caso de las plantaciones forestales es un tema que no está afectando en absoluto, que no está vinculado al tema de la tala ilegal, que no está vinculado al manejo de la expansión de la frontera agrícola, sino que es todo lo contrario”, afirmó Aguerri.

Mientras tanto, el asesor presidencial para las inversiones, Álvaro Baltodano, destacó ayer que a través del diálogo público-privado se tienen que ir resolviendo problemas como ese que se dio con los inversionistas de las plantaciones forestales.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus