Ingrid Duarte
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Unos 400 millones de córdobas en pérdidas contabiliza en los últimos tres meses del año el sector avícola de Nicaragua. Representantes de siete organizaciones gremiales dijeron que los ingresos de los productores registran pérdidas no menores al 50 por ciento, debido a que los precios al productor por cajilla de huevos de 30 unidades han pasado de más de 90 córdobas a menos de 40 córdobas.

Ante esto, los productores recurrieron al Gobierno para pedirle su respaldo a través de  la ejecución de acciones que contribuyan a solucionar la crisis, que desde inicios del año viene afectando a los productores de huevo. La crisis es resultado del contrabando de huevos que ingresan por la frontera norte de Nicaragua; del abuso de algunos proveedores del Programa Productivo Alimentario y de la amenaza de Honduras de intercambiar el acceso de productos lácteos nicaragüenses por el ingreso a Nicaragua de huevo, sin cumplir con las medidas de trazabilidad sanitaria”, señalan por medio de un comunicado.

Según dijeron, en los mercados del país se encuentran huevos con sellos falsos o que incumplen la Resolución Ejecutiva del Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria (IPSA) No. 14-10-2015, en vigencia desde enero de 2016, de lo que concluyen que quien está mal sellando o falsificando estos sellos, lo hace para comercializar grandes cantidades de huevo provenientes del contrabando, práctica que atenta contra su salud y el bolsillo de los consumidores. "Arriesga el estatus sanitario avícola nacional, y expone al país a un suministro irregular y de mala calidad de huevos, por parte de quienes ven a Nicaragua como un basurero de excedentes externos", destacan.

El documento lo firman productores agremiados en la Asociación Nacional de Avicultores y Productores de Alimentos (Anapa), Asociación de Pequeños y Medianos Productores Avícolas de Nicaragua (Apemepam), emtre otros.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus