•   San Juan, Puerto Rico  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, ofrecerá mañana un mensaje a la ciudadanía para explicar su estrategia ante el vencimiento ese día de deuda por 422 millones de dólares, que previsiblemente consistirá en declarar el primer impago masivo en la historia del Gobierno de la isla.

La Secretaría de Asuntos Públicos y Prensa de La Fortaleza, sede del Ejecutivo boricua, anunció hoy en un comunicado que el mensaje será ofrecido a las 17.00 hora local (21.00 GMT) y transmitido por las cadenas públicas de radio y televisión, así como por la web del Gobierno.

El objetivo del mensaje será explicar qué decisión toma el Gobierno respecto a la deuda que vence mañana, y entre la que se encuentra un pago de 422 millones de dólares derivados de títulos del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), el brazo financiero del Ejecutivo local.

Previsiblemente, García Padilla anunciará -tal y como viene adelantando desde hace semanas- su decisión de incurrir en impagos a los bonistas, argumentando que el Gobierno no tiene efectivo para realizar esos pagos y que tiene que dar prioridad a la continuidad en la financiación de la prestación de los servicios públicos básicos.

Ya en junio del año pasado reconoció públicamente que la deuda puertorriqueña era "impagable" y que había decidido buscar una moratoria en los pagos que le permitiera invertir en medidas de crecimiento para tratar de desatascar una economía que acumula casi una década en retroceso.

Te interesa: Puerto Rico se enfrenta a un impago

Pese a meses de advertencias y negociaciones, el Congreso estadounidense no ha sido capaz de consensuar a tiempo una iniciativa que ayude a la isla, y que el Gobierno puertorriqueño esperaba que incluyera permitir a la isla declararse en quiebra bajo la protección de las leyes federales, a la que no tiene acceso por ser un Estado Libre Asociado.

Ante la evidencia de que esa ayuda no llegaría antes del 1 de mayo, el 6 de abril el gobernador firmó una ley que le permite detener el pago de las obligaciones derivadas de la deuda de más de 72.000 millones de dólares que acumula el Gobierno, para salvar así recursos con los que atender la "crisis fiscal y humanitaria a la que nos enfrentamos a diario".

"Esta legislación nos proporciona las herramientas para atender las necesidades de mayor prioridad y proveer los servicios esenciales a nuestra gente sin temor a represalias", dijo entonces el gobernador, al tiempo que "permite que el BGF pueda abordar su situación de una manera ordenada".

También es de prever que haga un nuevo llamamiento a los bonistas para que las conversaciones que desde junio pasado buscan renegociar los términos de devolución de la deuda lleguen a buen puerto y no lleven a la isla a los tribunales.

Los economistas coinciden en que el previsiblemente impago de mañana -que realmente se produciría el lunes por caer en domingo el 1 de mayo- supondrá la desaparición del BGF como tal.

Fundado en 1942, el BGF es una figura poco común en otros países que guía las estrategias financieras del Gobierno local para financiar el desarrollo de inversiones públicas, funcionando como banco, agente fiscal y asesor financiero del Estado Libre Asociado y sus entidades públicas.

Además de servir como agente fiscalizador y asesor financiero, el BGF es el gran prestamista de los diferentes estamentos de la Administración pública, aunque desde 2001 tiene problemas de liquidez que ha ido subsanando con la emisión de nueva deuda.

Tras el vencimiento de mañana, el BGF tendrá que hacer frente en junio al pago de otros 700 millones de dólares, mientras que su liquidez hace un mes era inferior a los 600 millones.

En la actualidad, el 45 % de la población de la isla vive bajo el umbral de la pobreza, según los estándares estadounidenses, al tiempo que cada día abandona la isla una media de 166 personas, con lo que en la última década se ha perdido un 10 % de la población, que emigra a EE.UU. en busca de mejores perspectivas.

Durante esta semana el gobernador ha reiterado en varias ocasiones su intención de incurrir en el que será el primer impago masivo del Gobierno, pese a que prevé una lluvia de demandas por ello y el cierre total de los mercados de deuda para Puerto Rico.

Su esperanza, ha dicho a la prensa, es que los jueces tomen en cuenta la crisis económica y humanitaria de la isla cuando emitan sus fallos.

Bajo el actual estado de emergencia fiscal, solo se permiten pagos del BGF destinados a financiar servicios básicos de salud, seguridad pública y educación.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus