•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Patricia García proviene de una familia de emprendedores en San Juan del Sur. Actualmente es propietaria del restaurante El Globo, cuya especialidad son los mariscos y comida a la carta, en esa ciudad turística del sur del país.

“Todo inicia con nuestros abuelos Dolores Flores y Federico Granja, quienes se dedicaban a la pesca y la agricultura. En los años cincuenta abrieron un cine conocido como Pineda, que funcionaba en la calle central de San Juan del Sur, conocida como la calle del cine, pero su nombre real es Vanderbilt, por haber estado ubicada en esa calle las oficinas de venta de la ruta del tránsito”, cuenta García.

Más tarde, a principios de la década del noventa, la familia de García se vio afectada por la caída del cabotaje y la crisis económica.

“Nos vimos en la necesidad, como familia, de trabajar en función de un emprendimiento familiar, en el cual todos nos involucráramos. Vendíamos sorbetes Eskimo, emparedados, comida rápida, hamburguesas, primeramente en el cine, y luego obtuve una concesión de arriendo en la zona costera, donde hoy funciona El Globo”, recuerda la empresaria turística.

Obstáculos 

San Juan del Sur ha cambiado. Ahora recibimos cruceros, visitantes y turistas de toda Centroamérica, principalmente de Costa Rica, Panamá y El Salvador, sin descuidar al nicaragüense”.  Patricia García, empresaria turística.

Cuando Patricia García fundó El Globo, no todos los restaurantes de la zona costera de San Juan del Sur eran los grandes negocios que son ahora. Eran pequeños emprendimientos, conocidos como “Las casetas”.

“No fue un camino fácil, expresa García. No teníamos preparación, ni financiamiento para actualizarnos, capacitarnos, proyectar una buena imagen (del negocio). El financiamiento se logró a medida que las entidades financieras iban conociendo mejor el sector turismo”.

En 1992, esos pequeños negocios fueron arrasados por un tsunami, que los obligó a aunar esfuerzos para sobrevivir y crecer. 

“Nos organizamos para tocar a entidades de gobierno, ONG, entre otros, para que nos apoyaran con capacitación, búsqueda de financiamiento, acceso a mercados. Nos ayudó mucho ser miembros de la Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Industria Turística (Cantur). Hemos trabajado en la redacción, revisión y cumplimiento de la Ley de Costas”, refiere García.

Eficiencia

Veinticuatro años después, San Juan del Sur es otro municipio y El Globo es un negocio que se ajusta a la nueva demanda de servicios turísticos de alta calidad.

“San Juan del Sur ha cambiado. Ahora recibimos cruceros, visitantes y turistas de toda Centroamérica, principalmente de Costa Rica, Panamá y El Salvador, sin descuidar al nicaragüense y al sanjuaneño sobre todas las cosas”, comenta García.

“Esto nos ha obligado a buscar la eficiencia desde todo punto de vista, sostener la calidad de nuestro producto, trabajar con un enfoque de responsabilidad social empresarial... Como empresa nos vamos superando sin perder de vista la calidad y la importancia que la comunidad y nuestro entorno tiene para garantizar de forma sostenida la existencia de nuestra empresa”, sostiene la dueña de El Globo.

Consejo

Patricia García ha entendido en su trayectoria como empresaria que hay que tener visión de futuro y deseo permanente de aprender, para tener éxito. 

Además, enfatiza en que la meta de crecimiento del negocio debe involucrar a la empresa y su entorno, “para que ambas crezcan de forma armoniosa y sostenida”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus