Noel Ramírez Sánchez
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Según Warren Buffett, él siempre ha preferido leer estados financieros en lugar de leer “playboy”, y siempre ha dicho que si para ser un buen inversionista se necesitara del cálculo, él todavía estaría vendiendo periódicos en Omaha. Sin embargo, por algo lo llaman “El Oráculo de Omaha”. Nosotros siempre lo hemos admirado por la sencillez y el sentido del humor con el que escribe. Por otro lado, aunque Bill Gates, un gran amigo de Buffett, dice que el mejor libro de negocios que se ha escrito es “My Years With General Motor”, de Afred P. Sloan, Warren considera que lo mejor que se ha escrito es “The Intelligent Investor”, de su profesor Ben Graham. Por nuestra parte, consideramos que una de las mejores publicaciones en estos temas ha sido “Berkshire Tathaway: Letters to Shareholders”, del mismo Buffett. Ojalá algún día, alguien, aunque sea uno de mis nietos, diga lo mismo de nuestro próximo libro “Reflexiones para la alta dirección empresarial”.

Por esta razón, ahora, deseamos compartir con usted algunos de los consejos de míster Buffett, y los agruparemos en nueve consejos, como los nueve innigs del beisbol, ya que a Buffett le encanta este deporte.

Primero, evite tomar decisiones que le lleven a perder dinero, por lo cual siempre utilice el concepto del “margen de seguridad”, que Buffett aprendió de Graham y que consiste en no pagar más de la cuenta por una inversión e incluso garantizarse un margen de seguridad, por cualquier error en sus cálculos o proyecciones. Cuando usted sigue este principio ocurre algo curioso, ya que, mientras más segura es la inversión, mayor será la rentabilidad, lo cual va en contra de lo que aprendemos en las mejores escuelas de negocios del mundo, que nos dicen que para obtener mayores rendimientos, debemos invertir en actividades más riesgosas.

Segundo, nunca se olvide del consejo número uno.

Tercero, invierta dentro de su “círculo de competencia”; es decir, invierta en aquello que conoce, que entiende cómo funciona y cómo genera utilidades y no se ponga a invertir en actividades que desconoce, ya que el aprendizaje le resultará muy caro. Según Buffett, y esto también va contra la corriente, la “diversificación” en las inversiones es útil para el que no sabe en qué está invirtiendo. Si usted sabe lo que está haciendo, concéntrese en lo que sabe.

Cuarto, invierta con socios que usted conozca y donde la administración superior actúe en favor de los mejores intereses de los accionistas y no en favor de sus propios intereses. Hace algún tiempo realizamos una pequeña inversión en una actividad empresarial que no conocíamos, con unos socios que tampoco conocíamos y con una gerencia que no actuó en favor de los mejores intereses de los accionistas y, por lo tanto, lo perdimos todo.  Y cuando le comentamos esta experiencia a nuestros colegas, nos dijeron: “Noel, no te sintás mal, considera la pérdida como el pago de la colegiatura si hubieses ido a Yale o a Harvard a sacar un M.B.A.”.

Quinto, nunca permita que las utilidades sean retenidas y reinvertidas en la empresa, a menos que su rendimiento sea mayor que el que usted obtendría en sus otras alternativas de inversión. En este sentido, tenga mucho cuidado con la administración superior, ya que por sus intereses personales le puede inducir a hacer lo contrario.

Sexto, invierta en industrias que gocen de “ventajas competitivas” duraderas, estables y predecibles, tecnológicamente sencillas y con pocos requerimientos de inversión adicional. Como dice Buffett, “lo ideal es ser el propietario del único puente por donde se puede entrar y salir de la ciudad”. En otras palabras, evite invertir en “commodities”, ya que la competencia con base en el precio será feroz y los rendimientos, aunque tenga al mejor gerente, nunca serán muy atractivos.

Séptimo, invierta teniendo en mente un plazo promedio que dure… “toda la vida”.

Octavo, no crea en la “eficiencia del mercado”, es decir, no crea que los precios del mercado son siempre perfectos y que lo reflejan todo, no crea que valor y precio es la misma cosa. Si usted hace su tarea de investigación, encontrará grandes oportunidades de inversión. Por eso es que Buffett prefiere leer estados financieros en lugar de leer “playboy” y por eso dice que le encantaría financiar las cátedras de aquellos profesores de finanzas que promueven la “eficiencia del mercado”, ya que así tendrá menos competencia a la hora de invertir.

Y noveno, compre cuando haya “pánico” y venda, si lo desea, cuando haya “euforia”.

Saludos y no se olvide de la maestría del Ibesi y la CCSN.

nramirezs50@hotmail.com

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus