AFP
  •   San Juan, Puerto Rico  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Gobierno de Puerto Rico mantenía cifradas este martes sus esperanzas en que el Congreso de Estados Unidos le permita una reestructuración de su impagable deuda de 70,000 millones de dólares, luego de que el lunes incurriera en un impago de 367 millones.

El gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, insistió en que el estado libre asociado a Estados Unidos no está interesado en un rescate financiero a costa del dinero de los contribuyentes norteamericanos, sino en que el Congreso le brinde un mecanismo para salir de la crisis financiera y económica.

Puerto Rico lo que desea "son las herramientas" que le permitan trabajar en la superación de esta crisis que se anticipa se agudizará en los próximos meses, dijo García Padilla tras inaugurar un centro de investigación en la zona central de la isla, que espera genere cientos de empleos.

"Por ahora" está garantizada la nómina de los empleados públicos del Gobierno Central, que se estiman en unos 80,000, dijo el gobernador.

Puerto Rico dejó de pagar el lunes 367 millones de dólares, mientras augura un default mayor el 1 de julio, cuando se vencen bonos por cerca de 2,000 millones de dólares, de los cuales 774 millones corresponden a obligaciones generales, garantizadas por la Constitución.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus