•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El secretario de Estado francés del Comercio Exterior, Matthias Fekl, consideró ayer que "la opción más probable" actualmente es el cese de la negociación en curso con Estados Unidos de un acuerdo de libre comercio e inversiones, conocido como TTIP.

El representante del Ejecutivo galo achacó esa posibilidad a la actitud estadounidense y a su escasa reciprocidad: "Europa propone mucho y recibe muy poco a cambio, y eso no es aceptable", dijo en una entrevista en la emisora "Europe 1". 

Fekl destacó que ese acuerdo, "tal y como está actualmente, es un mal acuerdo", y recalcó que Francia "no puede firmarlo" en esas condiciones.

Horas después, el presidente francés, François Hollande, incidió en esa misma idea al señalar, en alusión a la marcha de las negociaciones del TTIP, que "no aceptaremos nunca que se cuestionen nuestros principios esenciales. Por eso -añadió- en este momento Francia dice no".

Su responsable del Comercio Exterior, por su parte, explicó su negativa alegando que "nosotros queremos defender nuestras pequeñas y medianas empresas, la agricultura, el medio ambiente. No tendría ningún sentido haber hecho la COP21 (cumbre del clima) en diciembre en París y unos meses después firmar un pacto que la deshace", añadió.

Hollande y Fekl se pronunciaron un día después de que Greenpeace Holanda revelara la presión de Estados Unidos para que la Unión Europea (UE) se adapte a sus demandas.

La filtración de la ONG, que incluye 248 páginas, llevó ayer a la comisarÍa europea de Comercio, Cecilia Malmström, a garantizar de nuevo que el acuerdo "no rebajará" la regulación europea sobre protección de consumidores o medioambiente.

EE.UU. y la UE cerraron el pasado 29 de abril en Nueva York una nueva ronda de negociaciones y la próxima está previsto que se celebre en territorio europeo, probablemente en julio.

No sigue mandato 

Por su parte, el director para Europa de Greenpeace, Jorgo Riss, aseguró ayer que "no sorprende" el rechazo manifestado por Francia al futuro acuerdo de libre comercio e inversiones entre la Unión Europea y Estados Unidos (TTIP), dado que la Comisión Europea (CE) "no sigue el mandato" de negociación de los Veintiocho.

"La preocupación del presidente (francés, François) Hollande no sorprende, dado que la Comisión claramente no está siguiendo el mandato que le dieron los países de la UE para proteger el medioambiente y los estándares sanitarios europeos", indicó Riss en un comunicado.

Afirmó además que el Gobierno francés "tiene también razón en estar preocupado sobre los efectos del TTIP en los esfuerzos por hacer frente al cambio climático", ya que a su juicio no tendría en cuenta el acuerdo sobre el clima logrado a nivel internacional en diciembre en París.

"Los comentarios de políticos en Alemania y otros lugares muestran que incluso aquellos que estaban ampliamente a favor del acuerdo se lo están pensando mejor ahora que las evidencias han sido reveladas", dijo Riss.

Greenpeace publicó este lunes documentos secretos filtrados de las negociaciones que incluyen trece capítulos con las posturas de la UE y de EE.UU., estas puestas a la luz por primera vez.

Esos capítulos cubren asuntos como telecomunicaciones, cooperación reguladora, pesticidas, alimentos, agricultura u obstáculos al comercio.

Por su parte, la directora general de la Asociación Europea de Consumidores (BEUC), Monique Goyens, indicó en el blog de la organización que esta filtración es "enorme porque ahora sabemos lo que quiere EE.UU".

"Lo que ha revelado Greenpeace confirma muchas de nuestras preocupaciones y la validez de nuestras recomendaciones", dijo. 

Agregó que Washington "está pidiendo una carretera asfaltada para poner una presión fuerte sobre los estándares de la UE y los valores tras ellos".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus