•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los representantes de las nueve comunidades que conforman el Gobierno Territorial Rama y Kriol (GTRK) firmaron un contrato para el arrendamiento de 263 kilómetros de tierras, las que serán utilizadas por la Comisión Nacional de Desarrollo del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua.

El acuerdo, autorizado por la Asamblea Territorial al Gobierno Territorial Rama y Kriol el 10 de enero del 2016, establece el respeto y cumplimiento de las normas nacionales e internacionales de protección ambiental,  el desarrollo de acciones para contribuir a la mitigación del cambio climático, la reforestación y protección de la Reserva Biológica Indio Maíz y la capacitación a jóvenes e incorporación laboral en la construcción del Gran Canal, informó El 19 Digital. El convenio firmado será entregado ante las Naciones Unidas.

Según el portal oficialista, Héctor Thomas Macrae, presidente de GTRK, dijo que “este convenio es de consentimiento previo, libre e informado, y representa un paso importante para el buen vivir del pueblo indígena Rama y pueblo afrodescendiente Kriol”.

“Los pueblos Rama y Kriol han expresado sus deseos de que los bosques vuelvan a ser verdes y estén llenos de vida; desean vivir en paz y con seguridad, desean que sus hijos e hijas tengan oportunidad de acceder a una educación de calidad y a un empleo con dignidad; desean que sus culturas y patrimonios florezcan para esta generación y las generaciones futuras”, añadió Macrae. 

Te interesa: Álvaro Baltodano habla en Miami del Canal de Nicaragua

Manuel Coronel Kautz, presidente de la Autoridad del Gran Canal, dijo que “este acuerdo es resultado de un amplio proceso de análisis y diálogo con todos los sectores”. 

“Creo que se acercan los momentos para que llegue ese beneficio directo a las comunidades que necesitan del desarrollo y que por siglos fueron sumergidas en el abandono”, afirmó el ambientalista Kamilo Lara, quien añadió que el acuerdo establece un proceso de reforestación masivo, el más grande del mundo entero. 

El proyecto incluye el canal en sí, dos puertos, una zona de libre comercio, centros de vacaciones, un aeropuerto internacional y carreteras. 

El Canal, valorado en 50 mil millones de dólares, unirá al océano Pacífico con el Atlántico  y atravesará el lago Cocibolca, la mayor fuente de agua dulce de la región, que también alberga la Isla de Ometepe. El proyecto se moverá 20 kilómetros hacia el interior para garantizar la máxima protección de las Reservas Naturales de Indio Maíz y Punta Gorda, así como establecer una distancia de seguridad absoluta del Corredor Biológico Mesoamericano y la reserva marina Cayo Booby. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus