•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Generar un mayor nivel de desarrollo económico en la Región Autónoma del Caribe Norte a través de la diversificación de la producción agrícola, el aprovechamiento sostenible de los recursos forestales, el fortalecimiento de los vínculos organizativos y la gobernanza comunitaria es el propósito de un proyecto que impulsa el Instituto de Investigaciones y Gestión Social (Inges junto a varias organizaciones naciones e internacionales. 

Para tal fin, en el 2015 se emprendió el diseño, la formulación y los primeros pasos de la ejecución de Edeprosa que plantea una intervención integral en la zona de al menos diez años. 

Este proyecto cuenta con el apoyo de la organización no gubernamental vasca Nazioarteko Elkartasuna– Solidaridad Internacional así como Solidaridad Internacional de Andalucía con el auspicio de la Agencia Vasca de Cooperación, la Diputación Foral de Bizkaia, La Obra Social La Caixa, la Agencia Andaluza de Cooperación y la Usaid, Colegio de Ingenieros Agrónomos de Nicaragua, Aprodel y Bionic.  

Ejes de trabajo 

Guillermo Incer, director del Instituto de Investigaciones y Gestión Social (Inges) precisó que el programa está localizado en seis territorios del Caribe Norte, para implementar un proceso de desarrollo integral, fortaleciendo capacidades locales e impulsando iniciativas económicas que conlleven al progreso de las comunidades indígenas mediante la mejora de su producción primaria, la dotación de valor agregado a sus productos, la apertura a nuevos mercados.

Además el fomento productivo, la comercialización, la organización y participación comunitaria, la preservación del medio ambiente y  el acceso a servicios básicos.

“El Eje de Desarrollo Productivo está integrado por 21 comunidades localizadas en los municipios de Waspam y Puerto Cabezas,  seleccionados con base a una serie de criterios técnicos, entre los cuales se dio prioridad a su potencialidad organizativa y productiva, así como a la dotación de recursos humanos y naturales”, puntualizó el director de Inges.

En estas comunidades habitan aproximadamente 24,000 personas, más del 80% de la etnia miskita.

Siembra de vegetales 

Entre los primeros trabajos realizados a través de Edeprosa, Inges promueve la siembra de vegetales en huertos familiares de las 21 comunidades integradas en el programa.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus