•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Proyectos de construcción, que suman más de US$20 millones en inversiones, están siendo afectados por atrasos en la tramitología para cortar árboles que están dentro de los terrenos donde se levantan las obras.

José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), dijo ayer en su conferencia de prensa de todos los miércoles que la Cámara Nicaragüense de la Construcción, la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua, la Cámara de Industrias de Nicaragua y la Asociación Nacional de Avicultores y Productores de Alimentos expresaron su preocupación por el retraso en esas inversiones millonarias.

“Este es tema que estamos llevando a una reunión con el Gobierno el día de mañana (jueves), para ver cómo podemos atender estos temas de inversión en lo particular”, refirió el líder del sector empresarial.

El Nuevo Diario intentó en horas de la tarde hablar sobre el tema con el presidente de la Cámara Nicaragüense de la Construcción, Rodrigo Pereira, pero este no respondió su teléfono celular.

Otro constructor, miembro de esa cámara, aseveró que a partir de la veda que se estableció para detener la tala de los bosques se prohibió cortar árboles en cualquier terreno donde se iban a desarrollar proyectos nuevos de construcción.

“Ahora ya se está permitiendo en algunos casos que se corten los árboles –porque de lo contrario no se va a poder construir nada–, (pero) con la condición de sembrar por cada árbol cortado 10 árboles en otro sitio, más el mantenimiento para que crezcan”, mencionó el constructor.

Sin embargo, dijo que la tramitología para obtener esos permisos llevará hasta cinco meses, lo que implica un atraso en el inicio de esos proyectos, que de acuerdo con este agremiado de la CNC, suman más de US$20 millones.

“La ley se tiene que cumplir. Estamos de acuerdo con ella. Si uno corta un árbol, se tienen que plantar 10, pero lo que pedimos es que los trámites sean más simples. La ley establece los pasos que hay que dar, pero se toman mucho tiempo y hay proyectos grandes que van a comenzarse en los próximos días”, sostuvo.

El constructor afirmó que incluso hay proyectos de inversión pública que serían afectados, “porque no se pueden cortar árboles en terrenos donde hay proyectos que están en marcha”.

En la reunión con el Gobierno, hoy, los empresarios esperan que se reduzca el tiempo hasta cinco o seis días como máximo para conseguir el permiso.

Los empresarios de la construcción argumentan que no se pueden ver afectadas las inversiones ahora que el sector construcción está empujando la economía del país.

Problema superado

Mientras tanto, el problema que enfrentaron los reforestadores del país, por la prohibición de transportar y exportar productos procedentes de sus plantaciones forestales ya fue superado, según José Adán Aguerri.

“Ahora lo que veremos es cómo recuperar el tiempo perdido”, afirmó el pasado 28 de abril Salvador Mayorga, presidente de la Asociación de Reforestadores de Nicaragua (Confor).

En ese entonces, Mayorga manifestó que ese sector empresarial tuvo pérdidas por el orden de los US$200,000 y puso en dudas poder cumplir la meta de cultivar 1,200 hectáreas con árboles maderables, pero ayer no respondió su teléfono celular.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus