•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el Foro Global sobre la Transparencia e Intercambio de Información con Fines Fiscales anunciaron ayer que Panamá se comprometió a brindar información bilateral sobre cuentas financieras.

Este acuerdo, que se convierte en un paso importante contra la evasión fiscal y el lavado de dinero, se alcanza pocas semanas después de que los Papeles de Panamá pusieran al descubierto la actuación de un bufete de abogados de ese país como gestor de la apertura de cuentas en paraísos fiscales para empresas de todo el mundo.

Eso significa que, de aquí a septiembre de 2018, Panamá compartirá los contenidos de interés fiscal, según la norma común sobre comunicación de información elaborada por la OCDE y el G20 en 2014, pero solo con aquellos países con los que hayan suscrito un acuerdo bilateral para hacerlo, y sin que sea necesario que estos le hagan una demanda específica.

Sin embargo, la OCDE informó que pese a este avance, Panamá aún no se adhiere a una convención multilateral de lucha contra la evasión fiscal.

Sobre el acuerdo, el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, instó a que la iniciativa, que debe entrar en vigencia en septiembre de 2018, no quede en meras "palabras" y a acelerar la adhesión a los mecanismos multilaterales de control.

"Asistimos ahora a un movimiento imparable hacia el intercambio de información, sobre la base de una norma común única formulada por la OCDE con el respaldo de la comunidad internacional", dijo Gurría, quien agregó que "estos compromisos políticos de sumarse a la lucha contra la evasión fiscal deben plasmarse en la realidad práctica (...). Es hora de que los actos pesen más que las palabras".

Una carta del Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá, firmada por la vicepresidente y jefa de la diplomacia de ese país, Isabel de Saint Malo de Alvarado, reza: “con el fin de cumplir con nuestra responsabilidades conforme a las expectativas internacionales la República de Panamá anuncia formalmente su compromiso inmediato con el “Estándar Común de Reporte" (CRS, por sus siglas en inglés) que será implementado mediante mecanismos recíprocos bilaterales con todas aquellas jurisdicciones relevantes apropiadas”.

Los papeles y el caso Waked

Panamá ha estado envuelta los últimos meses en dos grandes escándalos sobre lavado de dinero y evasión fiscal. Los Papeles de Panamá se tratan de la divulgación de 11.5 millones de documentos que muestran un enorme sistema de posible evasión fiscal a través de empresas de fachada que esconden a sus beneficiarios reales. Los documentos fueron filtrados de la firma panameña Mossack Fonseca, encargada de la creación de ese tipo de sociedades.

En la mayor filtración del mundo salieron involucrados jefes de Estado, políticos, grandes empresarios, deportistas de élite, actores o artistas de prestigio mundial, quienes figuran como titulares o vinculados a sociedades opacas en la gran filtración de datos del despacho de abogados panameño Mossack Fonseca, especializado en la creación de mercantiles 'offshore'.

La presión del G20

En abril pasado, las principales economías mundiales agrupadas en el G20 concretaron la primera respuesta internacional al escándalo de los papeles de Panamá, con un llamado en Washington a combatir los paraísos fiscales, sin perder de vista el Brexit (salida de Inglaterra de la UE) y la economía global.

El G20 llamó a levantar el velo sobre los verdaderos dueños de las compañías 'offshore' y sancionar a los paraísos fiscales que no cooperaban para lograr una mayor transparencia global.

No había terminado la vorágine de los Papeles cuando el Departamento del Tesoro de Estados Unidos acusó a miembros de la millonaria familia Waked de liderar una red de lavado de dinero.

El miércoles 4 de mayo el empresario Nidal Waked fue detenido en Colombia supuestamente porque usaban facturas falsas y organizaban el transporte de grandes cantidades de efectivo para blanquear el dinero de "múltiples narcotraficantes internacionales y sus organizaciones", según detalló el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

En el escrito de acusación, la fiscalía norteamericana aseguró que el sindicado, aparentemente, recibía dólares por el tráfico de drogas, los invertía en sus establecimientos e impedía que las ganancias salieran de la zona de no pago de tributos aeroportuarios o comerciales, y así evitaba que las autoridades de los diferentes países le hicieran seguimientos o controles financieros, según informaron medios colombianos.

Otra imagen

El acuerdo bilateral suscrito entre Panamá y la OCDE mejorará la mala imagen que ha proyectado Panamá. La ministra de Relaciones Exteriores, Isabel de Saint Malo de Alvarado, inició la misiva reconociendo que “eventos recientes han resaltado las vulnerabilidades del sistema financiero global” y concluyó reiterando que “debido a nuestra responsabilidades internas e internacionales en fortalecer el sistema financiero global, el Gobierno de Panamá está comprometido a cabalidad con la transparencia fiscal y empezará a trabajar inmediatamente con el desarrollo de las medidas necesarias para la implementación del marco regulatorio conforme al CRS”.

Contra el fraude y la evasión fiscal

El gerente general de la Bolsa de Valores de Nicaragua, Gerardo Argüello, al comentar el acuerdo entre la OCDE y Panamá, dijo que este país “no se pudo sustraer a la inexorable pujanza a nivel global de los sistemas de intercambio de información tributaria, de la cual forman parte ya, o están en el proceso, la mitad de los países del mundo, incluyendo las principales economías globales y algunos países vecinos”.

“Estos Estados se han  comprometido a iniciar con el Estándar Común de Reporte, CRS, como una apuesta para luchar contra el fraude y la evasión fiscal. Esta iniciativa nació a finales del 2014 y no hay duda que se está convirtiendo rápidamente en un mecanismo exitoso global para demostrarle a la opinión pública, local y mundial, que un país está en la mejor disposición de contribuir en la lucha mundial contra esos flagelos, así como para fortalecer y transparentar su sistema financiero”, explicó Argüello a El Nuevo Diario.

El director del Centro Política y Administración Fiscal de la OCDE, Pascal Saint-Amans, afirmó que Panamá era "el último mohicano" entre los países más reticentes a hacer avances reales en materia de transparencia fiscal.

"Hay países que adoptaron el compromiso de firmar la convención multilateral, pero que no lo hicieron, entre ellos Bahamas, los Emiratos Árabes Unidos y Panamá", señaló Saint-Amans en declaraciones a la agencia de noticias AFP.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus