Manuel Bejarano
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA por sus siglas en inglés) pronosticó ayer que existe una posibilidad de cerca de 75% de que el fenómeno conocido como La Niña llegue durante el otoño y el invierno de 2016-2017.

Según la NOAA, la mayoría de los modelos climáticos predicen el fin de El Niño, vivido en los dos últimos años, y que habrá un breve período neutral en el verano del Hemisferio Norte.

Entonces podría entrar en escena La Niña, dado que las temperaturas del océano Pacífico podrían descender hasta 0.5°C por debajo de la media.

La Niña se caracteriza por el enfriamiento de las temperaturas en el océano Pacífico, lo que produce muchas lluvias, contrario al comportamiento de El Niño, que se da por el calentamiento de las aguas en el pacífico y produce escasez de lluvias.

Según la NOAA, las temperaturas superficiales del mar se han estado enfriando constantemente desde que alcanzó en noviembre un máximo de 2.4°C en el indicador principal de El Niño.

DATOS CURIOSOS

Según el ENSO Blog, de la NOAA, el fenómeno más fuerte que ha habido de La Niña se registró en 1973-1974, cuando la temperatura de la superficie del mar cayó a -1.9°C por debajo de la media de noviembre-enero de 1973-1974.

De los 14  fenómenos de La Niña que ha habido en la historia, nueve han sido inmediatamente después de años de El Niño.

Dos de dichos fenómenos se produjeron dos años después de El Niño, con un año intermedio neutral.

Dos de ellos fueron el segundo año de una "doble caída" de La Niña, donde las temperaturas superficiales del mar regresaron brevemente a neutral durante el verano antes de regresar a territorio de La Niña (1974-1975 y 2011-2012).

"Hay 14 eventos de La Niña en nuestro registro histórico, que se remonta a 1950 y 23 eventos de El Niño", según ese blog.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus