•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El consejero económico de la Embajada de Estados Unidos en Nicaragua, William Muntean, dijo ayer que el gobierno de su país está “muy consciente de la posición del Gobierno de Nicaragua y del sector privado de Nicaragua” acerca de la norma que regula la venta de puros premium en la nación norteamericana, pero que la medida fue tomada para proteger la salud de los ciudadanos estadounidenses.

La evidencia científica de la FDA (Agencia Federal de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos) concluyó que no existe ninguna justificación apropiada para excluir a los puros premium del alcance de esta regulación. Todos los productos de tabaco representan graves y negativos riesgos para la salud”, afirmó Muntean.

El asesor económico de la Presidencia de Nicaragua, Bayardo Arce, manifestó la semana pasada que hace más de un año se le advirtió al país norteamericano que es un “error” brindar el mismo tratamiento a los puros premium que a los cigarrillos en esa norma.

La agroindustria tabacalera de Nicaragua generó el año pasado US$185 millones en exportación. El 75% tuvo como principal destino el mercado estadounidense.

En el país existen 51 empresas fabricantes de puros y 77 pequeñas y medianas empresas que proveen bienes y servicios a la industria, la cual genera 35,000 empleos directos, principalmente en Estelí.

La misma oportunidad

La Ley de Control de Tabaco y Prevención Familiar del Hábito de Fumar de Estados Unidos, una norma de más de 500 páginas, fue aprobada por el Congreso de ese país en junio de 2009 y la FDA hizo pública la regulación en abril de 2014.

En el proceso de consultas de esa ley se propusieron dos acciones para definir qué productos cubriría, una que incluía a todos los productos derivados del tabaco y otra que excluía de la misma a los puros premium, “pero la FDA acató la primera acción para la regulación final”, explicó el consejero económico.

El pasado 5 de mayo se emitió la regulación final, que incluye a los puros.

Nicaragua, Honduras y República Dominicana pidieron en 2013 a Estados Unidos que diera un tratamiento distinto a los puros premium, que se fabrican a mano con las hojas del tabaco, del que dan a los cigarrillos que contienen otros componentes, como nicotina.

El consejero económico Muntean recordó que en agosto de 2014, en una reunión sobre el DR-Cafta, también se abordó el tema de los puros.

Sin embargo, insistió en que la decisión fue tomada con base en evidencias científicas.

“De acuerdo con la FDA, el tabaco es una amenaza significativa para la salud pública. Es la principal causa, tanto de enfermedades prevenibles como de muertes en Estados Unidos. Al tabaco se le atribuyen casi medio millón de muertes en Estados Unidos cada año”, afirmó el diplomático estadounidense.

Por otra parte, Muntean dijo que otra de las medidas importantes fue la restricción de ventas de cigarrillos electrónicos y puros a menores de 18 años. “De acuerdo con un estudio reciente, casi 9% de los estudiantes de secundaria de los Estados Unidos, con edad entre 14 y 18 años, informaron que fumaron un puro en los últimos 30 días”, argumentó.

Nicaragua puede

Sobre las afirmaciones que se han hecho sobre los efectos que tendrían esas medidas en las empresas tabacaleras, el diplomático estadounidense aseveró ayer: “Yo creo que la gente de Nicaragua tiene mucha habilidad para cambiar y continuar su trabajo a través de esas regulaciones”.

Explicó que las nuevas reglas se aplicarán a todos los fabricantes, exportadores y distribuidores de productos regulados por la FDA, indicando que Nicaragua tendrá las mismas oportunidades para vender sus productos en Norteamérica, previo cumplimiento de las nuevas reglas.

  • William Muntean explicó que tanto el Departamento de Estado como el de Comercio de Estados Unidos tienen un papel formal en los procesos de reglamentación de la FDA.

El Nuevo Diario consultó por correo electrónico al presidente de la Cámara Nicaragüense de Tabacaleros (CNT), Juan Ignacio Martínez, sobre las declaraciones del consejero económico de la Embajada de Estados Unidos en Nicaragua, pero no recibimos ninguna respuesta.

La ley entra en vigencia el próximo 8 de agosto, pero la nueva regulación requiere que los fabricantes de los productos regulados (puros premium) demuestren que cumplen con todas las medidas.

“Bajo plazos, la FDA espera que los fabricantes sigan vendiendo sus productos durante un período máximo de dos años, mientras someten la información y un año adicional mientras la FDA prioriza una nueva aplicación para los productos derivados del tabaco. Entonces va a entrar en vigor definitivamente”, concluyó Muntean.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus