•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Gobierno de Panamá calificó el pasado viernes como falsas e inaceptables las declaraciones del ministro francés de Finanzas, Michel Sapin, quien acusó al país de ser un "enorme problema" en la lucha mundial contra el blanqueo de capitales.

Eso es "totalmente falso", reaccionó a periodistas el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela. Mientras tanto, la canciller panameña Isabel De Saint Malo, durante la cumbre anticorrupción que se celebró en Londres el reciente jueves, señaló que "para el Gobierno de Panamá resulta inaceptable que en foros públicos Francia insista en desconocer las decisiones que hemos tomado y los avances que se han realizado para atender los más altos estándares de transparencia e información".

El ministro francés manifestó que Panamá "supone para nosotros, colectivamente, un enorme problema" para el combate a la evasión fiscal.

"Francia está viviendo momentos políticos difíciles, probablemente hasta división interna de su Gobierno, porque las señales que recibimos son mixtas", respondió al respecto el mandatario panameño.

Según Varela, Francia emite por un lado "señales de acercamiento y satisfacción" por las reformas realizadas por el sistema financiero panameño para luchar contra el blanqueo de capitales, y por otro lado hace críticas como las de Sapin.

"Espero que los funcionarios franceses no sigan haciendo declaraciones que dañen la imagen del país", reclamó Varela.

La cumbre de Londres se produjo un mes después de la difusión de los Papeles de Panamá, una filtración de documentos que revela cómo el bufete de abogados Mossack Fonseca creó numerosas sociedades en paraísos fiscales para políticos, artistas y deportistas para ocultar, en algunos casos, sus fortunas.

Tras esa filtración, Francia volvió a incluir a Panamá en su lista de paraísos fiscales, mientras que algunos dirigentes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) también lanzaron fuertes acusaciones al país centroamericano.

Desde entonces el gobierno panameño se ha comprometido con la comunidad internacional a luchar contra el blanqueo de capitales y creó un comité de expertos, en el que participa el Nobel de Economía Joseph Stiglitz, para adecuar su sistema financiero a los estándares de transparencia exigidos por OCDE.

El Gobierno panameño defiende el intercambio bilateral de información financiera, pero no el multilateral y automático que le exige la OCDE.

"Dificulto que en este momento en otras regiones del mundo exista un país que avance tan rápido en la lucha por la transparencia en su sistema logístico y financiero", sostuvo Varela.

En abril pasado, las principales economías mundiales agrupadas en el G20 concretaron la primera respuesta internacional al escándalo de los Papeles de Panamá, con un llamado en Washington a combatir los paraísos fiscales, sin perder de vista el Brexit (salida de Inglaterra de la UE) y la economía global.

El G20 llamó a levantar el velo sobre los verdaderos dueños de las compañías 'offshore' y sancionar a los paraísos fiscales que no cooperaban para lograr una mayor transparencia global.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus