•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los accidentes suceden en todos los campos de la vida del ser humano, por lo tanto nadie está exento de ellos, más si se anda en vehículo. Ante esta realidad, cobra importancia el hecho de contar con un seguro, tanto si conducimos un auto como si andamos en motocicletas, camiones o cualquier otro tipo de automotores.

Contar con un seguro es la mejor carta de protección puesto que a la hora de un incidente permite cubrir los gastos propios y los ocasionados a terceros, sin tener que afectar nuestras finanzas ordinarias.

No obstante, antes de tomar la decisión de comprar un seguro para nuestro vehículo, debemos conocer las distintas coberturas que se ofrecen, con el fin de poder contratar las que mejor se adapten a nuestras necesidades. 

Los riesgos a cubrir según la póliza contratada: 

1-    Responsabilidad civil por daños a terceros en sus personas. Paga las lesiones corporales o la muerte que pudiese causar el vehículo asegurado a terceras personas, hasta la suma asegurada contratada. 

2-    Responsabilidad civil por daños a terceros en sus bienes. Cubre los daños que pudiese causar el vehículo asegurado a propiedades de terceras personas, hasta la suma asegurada contratada. Es decir, si nuestro automóvil causa daños a una casa, un semáforo o simplemente a otro auto, la aseguradora los indemnizará.

3-    Extensión de responsabilidad civil. Esta cobertura protege al conductor habitual del vehículo asegurado contra los daños a terceros en sus bienes o en sus personas que pudiese causar al conducir un vehículo diferente al asegurado. Es decir, al contratar esta cobertura estamos cubiertos contra los daños a terceros que podamos ocasionar al manejar un automóvil que no es nuestro.

4-    Robo total de la unidad. Esta cobertura nos protege en caso de que suframos el robo total de nuestro vehículo, ya sea como resultado de un asalto, o bien, cuando éste desaparezca del lugar donde se dejó estacionado.

5-    Daños materiales al vehículo asegurado. Garantiza el pago de los daños materiales que sufra el vehículo como consecuencia de accidentes o colisiones producidos por una causa externa, violenta, súbita, ya sea que el vehículo se encuentre en circulación o estacionado.

6-    Gastos médicos a ocupantes. Cubre la hospitalización, atención médica y los servicios de enfermería o de ambulancia que necesiten las personas que se encontraban en el interior del vehículo asegurado durante un accidente o en un intento de robo total con violencia. En caso de muerte, el seguro se extiende a cubrir, los gastos funerarios, hasta la suma total asegurada contratada por persona y/o por evento.

7-    Asistencia legal y fianza garantizada. En caso de que se deriven procedimientos judiciales a causa de un siniestro, esta cobertura ofrece servicios profesionales de protección jurídica. Es decir, la compañía de seguros se compromete a gestionar la libertad condicional del asegurado mientras dura el juicio, hacer las diligencias para obtener la liberación del vehículo asegurado, tramitar la expedición de las fianzas que sean necesarias y a pagar todos los gastos, cauciones y multas que se ocasionen. 

8-    Servicios complementarios. Algunas pólizas ofrecen beneficios adicionales como auxilio vial; descuentos para usarse en una amplia red de talleres, agencias, refaccionarias y proveedores de servicios y productos automotrices; asistencia en viajes, etcétera.

Desde luego, no todas las pólizas son iguales, por lo que estas características pueden variar entre aseguradoras, por lo cual es muy importante leer y saber qué producto estamos comprando. 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus