•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Colombia es el tercer país productor de café en el mundo, y la base de su éxito ha sido la investigación constante y la aplicación de nuevas técnicas de producción, así como lo demanda el mercado internacional, según Diógenes Villalba, especialista colombiano en fitopatología y entomología y miembro del Centro Nacional de Investigaciones del Café, (Cenicafe)

Villalba, de 66 años,  ha dedicado 25 años a la investigación del rubro cafetalero. Durante su primera visita a Nicaragua los días  19 y 20 de mayo, intercambió en León sus experiencias con productores y casas comerciales agropecuarias.

El especialista colombiano compartió conocimientos con productores nicaragüenses en relación al éxito y fracaso de las aplicaciones de plaguicidas para el control de problemas fitosanitarios del café y el control químico de la broca de café. “Trato de transmitir conocimientos vividos, de estudios realizados en Colombia para que tengan herramientas para enfrentar los problemas que se presenten en los cultivos, en relación al control de enfermedades y plagas”, señaló el especialista.
La visita de Villalba respondió a la VI edición del seminario La tradición que nos une, organizado por la empresa Comercial Internacional Agrícola CISA-AGRO, en la ciudad de León.

¿Qué tipo de conocimientos transmitió a los productores nicaragüenses?

Hay que tomar como partida que Colombia es el tercer productor cafetalero en el mundo, y por muchos años ha invertido tiempo y recursos en conocimientos, es un esfuerzo constante para los caficultores y lo más importante es la investigación, tratar de resolver los problemas que se presenten para darle alternativa a los caficultores,porque si no hay investigación, hay estancamiento.

Lo que vine  a hacer a Nicaragua es aportar nuevos conocimientos que sirvan de herramienta a los productores, que tengan aportes de experiencias distintas que a corto o largo plazo podrían atravesar.

¿Qué necesita implementar el productor para lograr mejor una producción?

Es un proceso integrado que tiene que ver con la participación directa de los propietarios, de la finca cafetalera, trabajadores y en fin, toda la cadena, tratar de tener los cafetales en buen estado, que sean jóvenes, porque a medida que se envejecen los cafetales van disminuyendo la producción, aunque se le apliquen fertilizantes, porque la planta va cumpliendo su ciclo, hay que ir reemplazando los cultivos y contar con cafetales nuevos y productivos, después de 5 o 6 años, empieza a descender la producción.

¿Cómo afecta el cambio climático la producción cafetalera?

En el caso de Colombia hay muchos problemas porque la floración de las plantas en el periodo seco ha ocasionado traumatismo en la producción del café y de otros cultivos menos resistentes. El invierno tardío perjudica a la planta que a largo plazo aporta un producto de baja calidad, además, baja el rendimiento de la producción. El cambio climático, sea "El Niño" o "La Niña", es un problema ambiental que no es fácil contrarrestarlo porque con plagas y enfermedades se pueden tomar medidas, pero en el caso del problema ambiental es difícil de manejar y pronosticar. Los productores incurren en pérdidas económicas por volúmenes y calidad del producto.

¿En cuanto a la producción orgánica, qué compartió?

Las únicas medidas para contrarrestar los problemas entomológicos y fitopatológicos son con un manejo integrado, no solo es utilizar plaguicidas, estas se deberían de utilizar como última alternativa, hay que tratar de manejar el problema de manera integrado para obtener buenos resultados. Los mercados demandan productos orgánicos y en Colombia y muchos países se están enfocando en la producción orgánica y limpia del café y se trata de utilizar al mínimo los plaguicidas y fertilizantes, se utilizan productos derivados del café como la pulpa, que retorna como reciclaje a los cultivos como un fertilizante.

¿Por qué es importante la nutrición de las plantas?

Como todo ser vivo necesitan nutrirse, las plantas de café también tienen que nutrirse para que la producción sea buena, además que si no está nutrida es susceptible al ataque de enfermedades o plagas, se busca una buena nutrición, que estén vigorosas para que puedan resistir los problemas ambientales como la sequía, producto del cambio climático.

¿Cómo está el precio internacional del café?

Es variable, pero ahorita US$1.30 cuesta la libra y es un precio que fluctúa mucho, pero es un buen precio que beneficia a los productores. Las fluctuaciones de precios son muy difíciles de predecir o pronosticar y muchas veces aunque las producciones sean buenas, los precios son bajos y viceversa, es difícil estabilizar los precios. Las pérdidas cafetaleras son generales cuando el precio internacional del café está bajo, el café es un producto que se puede almacenar pero no es lo ideal porque hay que competir y el producto fresco es mucho mejor para lograr liderazgo.

¿Qué opinión tiene de las fincas cafetaleras nicaragüense?

Luego de un recorrido por varias fincas cafetaleras del norte del país, puedo decir que tienen los conocimientos necesarios, están aplicando prácticas de manejo de establecimiento de las plantaciones. La caficultura nicaragüense está en buenas condiciones, muy competitivas, con proyecciones a crecer, a buena hora se preparan en el presente invierno para obtener una buena cosecha. Hay algunos problemitas que pueden superarse, necesitan realizar ciertas labores porque tienen problemas fitosanitaria como son roya y broca.

¿Qué valoración tiene del producto cafetalero nicaragüense?

Todas las actividades que se están desarrollando en este país están por muy buen camino, están bien hechas, los productores están pendientes de sus fincas, de la inversión realizada en sus propiedades, tratan de hacer las cosas de la mejor forma posible, reconocen que deben de invertir tiempo en sus plantaciones, para estar preparados ante cualquier brote de enfermedades o plagas que pueden ser perjudiciales, que generan pérdidas económicas de producción. Observo que están interesados en aprender, en actualizarse, y ese es el mejor camino, buscar alternativas y experiencias de otros países, de otras fincas cafetaleras, quizás sean prácticas de cultivos que han dado buenos resultados y que deben de ser tomadas en cuenta.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus