•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Altas expectativas tienen las empresas nicaragüenses seleccionadas para participar en el programa Export Kick Off (EKO) Bootcamp, que financia la Unión Europea (UE), con el fin de que las mismas puedan ingresar con sus productos a ese mercado de más de 500 millones de consumidores.

En total, son 20 empresas las que fueron presentadas ayer por la UE.

Nathalie Ríos, gerente general de Central American Commodities Trading (CAC Trading), una de esas empresas, dijo que “es una gran bendición” poder participar, porque así “podremos entrar al mercado europeo y a la vez incrementar nuestras exportaciones”.

CAC Trading es una empresa dedicada a la exportación de granos, como chía, frijol rojo y café, los cuales desea llevar al Viejo Continente.

No es que nunca hayan exportado a ese mercado.

“Hemos hecho exportaciones en algún momento (a la Unión Europea) el año pasado, pero no hemos tocado ese mercado de la manera que quisiéramos”, refirió Ríos.

Cree que ese programa les ayudará a definir o redirigir sus productos de una mejor manera. “Con el café, sabemos que tenemos que trabajar algo más específico, no lo común. Tiene que ser café orgánico o un café de microlotes para entrar a la Unión Europea”, ejemplificó la gerente general de CAC Trading.

Contactos comerciales 

“Nuestras expectativas del curso son principalmente los contactos comerciales y una vez que podamos exportar mejorar los precios de los productos, a través de los mercados diferenciados; es decir por medio de nichos de cafés especiales”, opinó Reiner Molina, vicepresidente de Producción para la Exportación (ProExports).

Esa empresa vende café certificado con comercio justo, así como café orgánico y convencional. Les acopian el producto a unos 1,500 productores de Murra (Nueva Segovia) y Pantasma (Jinotega).

“Sí (estamos exportando a Europa). Iniciamos este año con pocas cantidades, pero la idea es incrementarlas en los próximos años”, añadió Molina.

Te interesa: “El cliente europeo busca valor agregado e invierte en ello”

Por su parte, Ana Alexandra Velázquez, diseñadora de moda y propietaria de la empresa Kuero, también tiene grandes expectativas en los contactos comerciales que puedan surgir de ese programa: “Vamos a tener la oportunidad de sentarnos cara a cara con el comprador. No he tenido esa gran oportunidad de sentarme y negociar. A través de este programa se crea ese canal que nosotros necesitamos”.

Kuero, que fabrica carteras de cuero cien por ciento hechas a mano, desea incursionar en el mercado europeo, pero principalmente al francés, donde tiene una lista de aproximadamente 50 clientes potenciales.

“El reto de nosotros está en hacer la conexión boutique-marca. Además lograr la confiabilidad de los clientes”, expresó.

Considera que el programa EKO Bootcamp además les ayudará “en la parte estratégica, en la parte de mercados, de innovación y adaptabilidad de productos, y todo eso creo que será un superéxito para nosotras”.

Libros y camisetas

Clémence Marette, de editorial Libros para Niños, cuenta cómo quieren exportar libros a España.

“Como tenemos libros en español de autores centroamericanos y nicaragüenses, la idea es ver si hay oportunidades para nosotros de poder exportar a España. Nuestros libros infantiles son de un nivel muy bueno para estar ahí y vamos a ver si se puede a través del EKO Bootcamp”, comentó Marette.

Libros para Niños es una organización sin fines de lucro que ayuda a niñas y niños de Nicaragua a tener acceso a literaturas y cuenta con esa editorial, que imprime libros centroamericanos y nicaragüenses, los cuales en la actualidad está exportando a otros países centroamericanos.

“Esperamos que nos ayuden a desarrollar una red de posibles distribuidores allá, en España. Una asesoría sobre logística de exportación, porque ya el producto lo tenemos”, dijo Marette.

Por su lado, Ernesto Busto, fundador de la empresa Gofio Apparel, manifestó que tiene “muchas expectativas” sobre el EKO Bootcamp.

“Una de las principales es mejorar mis productos para poder incursionar en el mercado europeo y tratar de obtener la mayor cantidad de información sobre los procesos de exportación y todos los requerimientos necesarios”, afirmó. 

Gofio Apparel diseña camisetas. “La idea es crear toda una línea de ropa para niños, jóvenes y adultos, bajo la inspiración de retomar y fusionar elementos nacionales, con un poco de la cultura visual”, explicó Busto.

Busto se muestra seguro de que sus productos tienen oportunidad en la UE. 

“Yo creo que sí (hay oportunidad para vender esos productos en la UE). He tenido la experiencia de mandar unas cuantas camisas a España y Holanda y yo creo que las reacciones han sido positivas. No han sido grandes cantidades, pero creo que sí efectivamente podemos tener un lugar por allá y muchas otras oportunidades”, subrayó.

Oportunidades

David Cabrera, coordinador del programa EKO Bootcamp, aseveró ayer que la Unión Europea es un mercado de 500 millones de consumidores y que tiene nichos de mercados que pueden rondar los 10 millones de consumidores. “Entonces hay que saber dónde están los nichos de mercados y cómo generar el valor agregado a los productos nicaragüenses para ese nicho de mercado; encontrar el buen canal de distribución y obviamente cumplir las regulaciones, tanto nicaragüenses como europeas”, añadió.

Sobre las empresas seleccionadas, subrayó que “el 80% de ellas no tienen nada que ver con lo tradicional”.

“Hay empresas de servicios, empresas de artesanía, de manufactura, de alimentación y bebidas. Hay por supuesto de agroindustria, pero son agroindustrias que ofrecen al mercado europeo un valor agregado o productos que van más allá de los 'commodities'”, reveló.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus