•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El sector de reforestadores del país sigue teniendo problemas para desarrollar sus actividades, informaron ayer Salvador Mayorga, presidente de la Asociación Nacional de Reforestadores (Confor) y José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

Esta vez, según Mayorga, los reforestadores están teniendo problemas para conseguir los permisos para sembrar los arbolitos que tienen listos para reforestar nuevas áreas.

“Para reforestar se preparan las plantitas antes de la entrada del invierno y las áreas donde se van a plantar se limpian. La mayoría son potreros que se van a convertir en plantaciones, en áreas reforestadas, y se tiene que limpiar la vegetación existente, como matorrales y árboles dispersos. Eso requiere procedimientos con las alcaldías, el Marena o el Inafor, los que están paralizados”, explicó el presidente de Confor.

Según Mayorga, los empresarios de este sector tienen viveros con unas 400,000 plantitas y estiman que si comienza a llover más fuerte, esas plantitas no se podrán mover al campo y se dejarán de cultivar unas 600 manzanas de tierras.

Mayorga refirió que uno de los casos más afectados es el de un grupo de inversionistas de origen noruego, que tiene 2,000 manzanas reforestadas en Boaco, pero ahora la alcaldía de ese municipio les negó el permiso para sembrar 65,000 plantas que tienen preparadas.

Muchos permisos

Por su parte, el presidente del Cosep, José Adán Aguerri, dijo que les preocupa que la nueva ley sobre madera (Ley de Reformas y Adición a la Ley número 290, Ley de Organización, Competencia y Procedimientos del Poder Ejecutivo, y a la Ley número 462, Ley de Conservación, Fomento y Desarrollo Sostenible del Sector Forestal) que aprobó la semana pasada la Asamblea Nacional centraliza las firmas de todos los permisos en la figura de la ministra del Marena.

“Hicimos una valoración de cuántos permisos se tendrían que firmar al año por parte de la ministra y son 33,000 permisos al menos. Esto prácticamente es imposible y no tienen ningún sentido de productividad, ni de efectividad”, declaró Aguerri.

Aguerri añadió que otra vez los procesos están detenidos.

“Otra vez estamos viendo que no hay madera. Se hizo una valoración en 17 centros de venta de madera en Managua y ninguna tiene madera. Estamos deteniendo los procesos de construcción, los procesos de exportación, aún en el caso de las plantaciones forestales esto está detenido, porque estamos en manos de un proceso totalmente ineficiente y estamos detenidos también en los proyectos de inversión”, concluyó el líder del sector empresarial del país.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus